• Director: José Manuel Vidal
España
El cardenal de Madrid apela al diálogo entre ambas para alcanzar un acuerdo Agencias
Ha pedido "mutua hospitalidad", "respeto absoluto a las minorías religiosas", así como una "alianza por la paz" entre las confesiones

(J. Bastante/Ep).- "He contestado ya a todo. Lo que yo puedo decir es: Familia y Gobierno". De este modo, el cardenal de Madrid, Carlos Osoro, ha vuelto a reiterar la necesidad del diálogo entre la familia del dictador y el Ejecutivo para encontrar una solución al futuro de los restos de Franco.

Al ser preguntado sobre el particular después de su participación en la III Conferencia Internacional sobre Religiones impulsada por la Fundación Evsen. Como adelantó RD, el cardenal de Madrid no se opondrá a la exhumación del dictador, y no está conforme con que sea enterrado en La Almudena, aunque legalmente no puede hacer nada.

Por ello, llama al acuerdo entre Gobierno y familia, y pide que la Iglesia quede al margen, por mucho que los benedictinos hayan decidido recurrir sin informar al arzobispo.

Durante su intervención, el cardenal de Madrid ha denunciado la "persecución brutal" que sufren los cristianos en algunos países donde son minoría y también ha advertido de la "cristianofobia" en países de tradición cristiana donde ya es, a su juicio, "una patología social".

 

 

"Estamos alcanzando máximos en los niveles de persecución religiosa en el mundo e incluso la cristianofobia en países de tradición cristiana es una patología social a la que no hay que perder la pista si de verdad queremos construir un mundo fraterno, justo y en paz", ha avisado el cardenal.

Por ello, ha pedido "mutua hospitalidad", "respeto absoluto a las minorías religiosas", así como una "alianza por la paz" entre las confesiones.

En la apertura del foro también ha intervenido el secretario de Estado de Justicia, Manuel Dolz, que ha acudido en el lugar de la ministra Dolores Delgado. Dolz ha destacado el "enorme potencial" de las religiones para "contribuir a la construcción de la paz y la concordia".

Además, ha defendido el derecho a la libertad religiosa y ha subrayado que "el respeto a las minorías en general y a las minorías religiosas en particular es presupuesto indispensable de la convivencia pacífica que no puede sino descansar en la tolerancia, el respeto y el reconocimiento del otro".