Religión
Luis Argüello, secretario de la CEE
El asunto está en sede judicial y seguramente unos y otros tendremos que esperar a que el tribunal diga y desde ahí acatar las cosas

El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, ha asegurado hoy que la Iglesia desearía que el asunto de la exhumación de los restos de Francisco Franco "no fuera una ocasión para abrir de nuevo la herida de las dos Españas".

Así se ha pronunciado el representante de la Conferencia Episcopal, a preguntas de los periodistas esta mañana en Toledo, donde participa en una jornada de la Diócesis de Toledo.

Argüello ha recordado que en la Transición se vivió una "reconciliación" y que antes de la aprobación de la Constitución hubo una amnistía "para todos".

En este contexto ha abogado por que las medidas que se tomen "no sirvan para escarbar en viejas heridas" y ha recordado la canción de Jarcha "Libertad sin ira". "Hace 40 años hubo una guerra y nos parecía ya que eran coplas de otros tiempos, pues ahora han pasado 80", ha remarcado.

El secretario general de la Conferencia Episcopal ha apostado por "mirar hacia adelante desde un espíritu de reconciliación, de no hurgar las heridas y de abordar juntos los desafíos tan grandes que afectan a la sociedad actual".

Sobre el proceso judicial en relación a la exhumación, Argüello ha señalado que es un asunto que afecta a la familia, al Gobierno y también a la Iglesia a través de la Abadía del Valle de los Caídos, aunque ha recalcado que el poder decisión "no está en manos de ninguno de los afectados", sino en los tribunales.

"Como quiera que parece que no se produce un acuerdo entre quienes tienen que acordar, el Gobierno que toma la decisión y la familia que reclama sus legítimos derechos, parece que el asunto está en sede judicial y seguramente unos y otros tendremos que esperar a que el tribunal diga y desde ahí acatar las cosas", ha concluido.

En otro orden de cosas, el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis J. Argüello, ha afirmado que en España "hace falta un pacto educativo" y ha reclamado que pueda haber "una ley educativa que dure para algunas generaciones".

"En el diálogo mantenido con la ministra de Educación expresamos precisamente este preocupación, el deseo de decir ‘no venimos aquí a defender lo nuestro, la clase de Religión, la escuela concertada, lo típico que aparece siempre', sino que venimos a decir dos cosas: hace falta un pacto educativo y nos preocupa la Educación en su conjunto, la formación integral de las jóvenes generaciones ante los desafíos tan grandes de las nuevas tecnologías y del mundo global", ha asegurado.

Monseñor Luis J. Argüello también ha apostado por "acoger" a inmigrantes en España pero haciéndolo "desde lo que la realidad nos dice".

El secretario general de la Conferencia Episcopal ha reconocido que la inmigración es "un desafío grande" para el país y ha manifestado que se debe "conjugar" la acogida a inmigrantes "y sobre todo la ayuda para que en los países de origen la gente pueda vivir donde quiera de manera libre".

"Tenemos que abordar las situaciones en los países que obligan a que mucha gente salga por crisis económica o por persecuciones de diverso tipo", ha señalado.

Además, ha manifestado que "no solamente se trata de dar un sitio vacío para ser rellenado" a los inmigrantes que llegan a España, sino que "se trata de ofrecer formas de vida" a las personas que llegan de otros países. "Tenemos invierno demográfico y sin embargo nos cuesta recibir gente", ha lamentado.