Religión
Santiago Cantera, prior de la comunidad benedictina del Valle de los Caídos, Sánchez y Franco. EP

Palo y en la cabeza al Gobierno Sánchez (La 'Memez Sánchez' duplica las visitas al Valle de los Caídos en febrero de 2019).

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso presentado por la familia de Francisco Franco contra la decisión del Gobierno de exhumar sus restos del Valle de los Caídos y acepta estudiar la paralización cautelar de cualquier maniobra en este sentido a la espera de su pronunciamiento definitivo (Los monjes: "¡El dinero de la subvención al Valle de los Caídos no es del Gobierno Sánchez!”).

Mediante una diligencia, la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Supremo ha acordado este 8 de marzo de 2019 abrir una pieza separada de medidas cautelares para decidir sobre la suspensión de la exhumación, tal y como había solicitado la familia Franco.
Tribunal Supremo

Además, da un plazo de diez días a la Abogacía del Estado para que pueda presentar alegaciones respecto a la paralización del traslado de los restos del dictador, siempre a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie definitivamente sobre el recurso de los familiares contra la medida acordada por el Gobierno.

Justo antes de presentar su recurso, los nietos de Francisco Franco dirigieron una carta al Ejecutivo en la cual consideraban "nulo de pleno derecho" el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 15 de febrero en el cual se les emplazaba a determinar en un plazo de 15 días un nuevo lugar de enterramiento para su abuelo.
Franco

Aunque el acuerdo del Gobierno excluía expresamente la cripta de la catedral de la Almudena como una posible ubicación de los restos por razones de "orden público", los familiares insistían en que es allí donde quieren que sean enterrados en caso de que el Supremo dictamine que deben salir de la Abadía del Valle de los Caídos. Y anunciaban que sólo determinarían un lugar alternativo en caso de que el Supremo desestimase el recurso ahora admitido a trámite.

El Gobierno había establecido que determinaría unilateralmente el lugar de enterramiento definitivo de Franco si la familia no aceptaba fijar un lugar alternativo a la catedral de la Almudena. Una medida que, tras la apertura por parte del Supremo de la pieza separada sobre medidas cautelares, queda ahora a expensas de lo que determine el Alto Tribunal, una vez que se haya pronunciado la Abogacía del Estado.