• Director: José Manuel Vidal
Juventud
"Francisco es el más grande revolucionario de nuestro tiempo, despierta las conciencias de todos" Agencias
Los puntos en común entre los jóvenes del mundo son muchos, muchos más que las diferencias. Si sólo existiese la voluntad de crear puentes entre los jóvenes a nivel internacional nos daríamos cuenta de cómo el mundo es siempre un gran país

(Hernan Reyes Alcaide, corresponsal en El Vaticano).- Tras haber publicado el año pasado el libro entrevista "Dios es joven" junto al papa Francisco, el periodista italiano Thomas Leoncini (La Spezia, 1985) participará este año como auditor del sínodo de obispos dedicado a la juventud que se hará entre el 3 y el 28 de octubre.

En ese marco, planteó en entrevista con Religión Digital sus expectativas ante el sínodo, defendió el accionar del pontífice en los casos de abusos y advirtió sobre los peligros de que la humanidad caiga en una esfera de "pensamiento único".

¿Qué significa para Usted esta convocatoria del papa Francisco a un Sínodo sobre el tema de la juventud?

Significar continuar confimando un concepto clave, que emerge en nuestro libro "Dios es joven". Utilizo las palabras del papa Francisco: "los jóvenes están hechos de la misma pasta que Dios". Lo que para mí significa que una sociedad que descarta a los jóvenes descarta a Dios. Los jóvenes serán los adultos y los viejos que gobernarán la sociedad dentro de pocos años, pero parece que son pocos los que reflexionan sobre esto, y los jóvenes se descartan como si fueran a permanecer inmaduros para siempre. Y todo eso es ridículo, pero también peligroso. Y el papa Francisco entendió la gravedad de la situación de los jóvenes en el mundo y dedicó un Sínodo especial para este tema. Para analizar, discutir y hacer las cosas correctamente. ¿Cuántos otros líderes del mundo están haciendo algo por los jóvenes?

En el Sínodo se verán cara a cara jóvenes de todo el mundo. Cada uno con su propia problemática, si bien la globalización ha hecho globales tantos problemas locales, y viceversa. ¿Cuáles pueden ser los puntos comunes entre ellos?

Los puntos en común entre los jóvenes del mundo son muchos, muchos más que las diferencias. Si sólo existiese la voluntad de crear puentes entre los jóvenes a nivel internacional nos daríamos cuenta de cómo el mundo es siempre un gran país. Y el Sínodo es un gran puente, y esto es una bendición en tiempos de muros. El Sínodo también será útil para hacer entender a todos la gran actualidad de la globalización de los problemas, de las tragedias, de las incoherencias y de las incertezas de los jóvenes de todo el mundo. Hacen falta respuestas concretas para salvar a los jóvenes de la espiral de rabia y frustación por la que están absorbidos.

¿Por qué cree que el papa es tan popular entre estos jóvenes que llegan cada semana al vaticano de diversos puntos del mundo?

Porque el papa Francisco no juzga, no hace proselitismo: les habla al corazón y al alma, incluso antes que a la cabeza. ¿Y sabés por qué es creíble en todo esto? Porque él es el primero en testimoniar lo que profesa, dice lo que piensa y piensa lo que dice. Y si hace falta ensuciarse las manos va y lo hace. En agosto se reunió con 70 mil jóvenes en el Circo Massimo de Roma, y le hicieron preguntas y ecucharon sus respuestas. Había tantos jóvenes ateos que ven en él una verdadera guía moral y espiritual. Hablé con algunos de ellos, y me dijeron: "es nuestro líder, el único que nos entiende profundamente, que nos da esperanza". Y todo es una auténtica bendición para la propia Iglesia.

De la falta de trabajo al ciberbullying y los descartados... el papa habla a menudo de los problemas de los jóvenes. ¿Crees que ahora es necesario un documento pontificio que escriba estos temas de forma clara?

Creo que sería muy útil porque nuestra época líquida requiere aggiornamientos constantes. Hoy la eternidad dura cico años... y a los jóvenes se los entiende ahora o será demasiado tarde.

¿Piensa que el tema de los abusos tendrá un lugar predominante en las discusiones de los padres sinodales luego de estos meses en que se dieron a conocer tantos casos en el mundo?

Es un tema que requiere mucha atención y debe involucrar a todos, no es un problema solo de la Iglesia. Creo que la pedofilia es una inmensa vergüenza de la humanidad: abusando de un niño no se mata solo aquel niño, sino al adulto que crecerá, probablemente también la familia que tendrá y la cadena puede alargarse. Sobre este tema me ha hecho reflexionar un artículo reciente escrito para la revista "Vida Nueva" por el embajador español Francisco Vázquez, titulado "Asumiendo los riesgos", y aconsejo a todos su lectura. El papa Francisco está haciendo muchos esfuerzos para luchar contra la pedofilia, y obviamente esto puede traer enemigos.

¿Cuáles son los desafíos de la Iglesia para qué Dios no pierda esa juventud que da títutlo a su libro?

No puedo hablar a nombre de la Iglesia. Puedo decir sí que el papa Francisco es el más grande revolucionario de nuestro tiempo, y que su revolución y sus provocaciones hacen mucho bien dentro y fuera de la Iglesia. Despierta las conciencias de todos.

En el pre Sínodo los jóvenes pidieron una Iglesia más transparente, auténtica y abierta. ¿Piensa que esta es la última oportunidad de la Iglesia para hablarle a los jóvenes del mundo?

No sé si será la última, pero sí estoy seguro que el papa Francisco es una oportunidad única, porque él quiere verdaderamente ayudarlos a emerger, a salir de su rol de descartados de la sociedad. Él se enfoca sobre los jóvenes sin prejuicios. Has citado el pre-Sínodo: ¿recuerdas cuando el papa habló de los tatuajes? Dijo que no hay que juzgar a los jóvenes por los tatuajes y sobretodo no tener miedo de la diversidad. Este es el camino fecundo para el diálogo, para construir. Y la construcción que dura es siempre compartida.

¿Cuáles son los riesgos para la Iglesia si no escucha a los jóvenes?

La Iglesia del papa Francisco es la Iglesia de la escucha y el camino. Como se suele decir, "en salida". Escucha a todos los jóvenes, ninguno está excluido. Y el consejo que le doy a los jóvenes es el de expresarse sin miedo. El papa entiende los problemas de las personas y no los juzga.

Ha dicho que el papa no tiene miedo de ensuciarse las manos. ¿Piensa que hay muchos en la Iglesia a nivel mundial que aún tienen este miedo?

Pienso que en la Iglesia, como en el mundo del trabajo o en la sociedad en general, existe a menudo la tendencia de tenerle al distinto a "nosotros". Los jóvenes representan una discontinuidad respeto a los adultos y por lo tanto suelen ser vistos como "extraños" que tienen dificultades para integrarse y a bajar a comprometerse. El acto de maduridad de los adultos debe ser percibir y valorizar esta discontinuidad porque en realidad es una riqueza, no un defecto. Estoy convencido de que la verdadera belleza de la humanidad está en la diversidad de sus miembros y no en la homogeneidad. Más diversos somos, más humanos y democráticos somos. Más iguales somos, y en cambio seremos más iguales a las máquinas al servicio del pensmaiento único. Y no hay mal peor que ese.

Otros titulares"Una sociedad que descarta a los jóvenes descarta a Dios"

"Francisco entendió la gravedad de la situación de los jóvenes en el mundo y dedicó un Sínodo especial para este tema"

"A los jóvenes se los entiende ahora o será demasiado tarde"

"Creo que la pedofilia es una inmensa vergüenza de la humanidad"

"El papa Francisco es el más grande revolucionario de nuestro tiempo, despierta las conciencias de todos"

"Más diversos somos, más humanos y democráticos somos. Más iguales somos, y en cambio seremos más iguales a las máquinas al servicio del pensmaiento único. Y no hay mal peor que ese"