Religión Digital

Mario Delpini, nuevo arzobispo de Milán

Chiesa di Milano

Opta por la continuidad, eligiendo al que fuera vicario general de Scola

clipping

El Papa Francisco nombra a Mario Delpini nuevo arzobispo de Milán

"Es humilde pero no sumiso, un buen trabajador, lejos del perfil de obispo-gestor"

Cameron Doody, 07 de julio de 2017 a las 17:51
Monseñor Delpini es un hombre de oración quien vive de forma muy ascética y en gran pobreza. Conoce muy bien a los párrocos locales. No se cansa de visitar a las parroquias, y es capaz de diálogo
El interior de la catedral de Milán/>

El interior de la catedral de Milán

El Duomo de Milán/>

El Duomo de Milán

El Papa, junto a Scola, en San Siro/>

El Papa, junto a Scola, en San Siro

El cardenal de Milán, Angelo Scola/>

El cardenal de Milán, Angelo Scola

  • El interior de la catedral de Milán
  • El Duomo de Milán
  • El Papa, junto a Scola, en San Siro
  • El cardenal de Milán, Angelo Scola

(Cameron Doody).- "Un hombre muy espiritual, humilde pero no sumiso, un buen trabajador, lejos del perfil de obispo-gestor, muy atento a las relaciones personales con los curas". Así es como describen los que mejor le conocen al obispo Mario Delpini, quien ha sido nombrado por el Papa Francisco este mediodía como arzobispo de Milán, sustituyendo así al cardenal Angelo Scola.

El Papa Francisco ha puesto fin a meses de especulación en los medios italianos sobre quién sucedería a la sede de San Ambrosio, después de que Scola presentara su renuncia el pasado noviembre.

Y es que su elección para liderar la archidiócesis más grande de Italia -con más de cinco millones de católicos- ha ha recaído sobre el que fuera el vicario general de la Iglesia milanesa. Alguien no solo bien conocido en Milán, apuntan desde la ciudad, sino también bien considerado, y el primer sacerdote ordenado en aquella archidiócesis en subir a su cátedra episcopal en más de cincuenta años.

Andrea Tornielli, el vaticanista de renombre que lleva la web del Vatican Insider, ha recogido los buenos testimonios de los curas con los que Delpini ha trabajado en Milán, y también sus primeras declaraciones al enterarse de su nuevo cargo.

"El don que me gustaría pedir para esta diócesis y nuestra sociedad es el de la alegría", declaró el nuevo arzobispo en su primera rueda de prensa. Y eso reconociéndose a la vez como un mero cura, con lo que "mi mensaje a la ciudad es de recordar a Dios, buscar a Dios, y vivir una relación con Dios, porque estoy convencido de que una ciudad secular como la nuestra no tiene ninguna esperanza sin la referencia a Dios".

El cardenal Scola, por su parte, reiteró la confianza que ha puesto en Delpini desde que le llamó a su lado como vicario general en 2012, y también la fe que han tenido en él los predecesores de Scola con los que el nuevo arzobispo Delpini también ha trabajado muy de cerca: los cardenales Martini y Tettamanzi.

"Monseñor Delpini es un hombre de oración", afirmó Scola, "quien vive de forma muy ascética y en gran pobreza. [...] Conoce muy bien a los párrocos locales. No se cansa de visitar a las parroquias, y es capaz de diálogo".

Y es que es bien contrastada la fama de simpleza de la que goza Delpini. Vive en una casa parroquial que comparte con sacerdotes ancianos, circula por la ciudad en una simple bicicleta y se aleja de las redes sociales. Se conoce al nuevo arzobispo de Milán asimismo no solo por tirar mucho de anécdotas de la vida real en sus homilías sino también por haber escrito dos libros: uno sobre los peligros del clericalismo, y otro de cuentos evangélicos para niños.



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000