• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Papa Francisco
No puede ser que los católicos sean fieles al Papa siempre y cuando represente a sus opiniones... Sin lealtad al Papa, no es posible ser católico

(C. Doody/Vatican News).- Hasta las piedras gritan a favor de Francisco frente a los ataques de los rigoristas. Los últimos en ofrecer su apoyo público al Papa Bergoglio han sido los obispos alemanes Peter Kohlgraf (Maguncia), Stefan Oster (Passau), Gebhard Furst (Rotemburgo-Stuttgart) y Wolfgang Ipolt (Gorlitz), además del cardenal austriaco Christoph Schönborn, por un lado, y la Conferencia Episcopal nórdica, por otro, quienes al término de su asamblea otoñal han lamentado los "ataques sin precedentes" a los que ha sido sujeto el obispo de Roma, además de rezar que Francisco tenga "la fuerza como para guiar a la Iglesia en estos tiempos".

"Ya es hora de que nos pongamos detrás del Papa y que apoyemos sus esfuerzos por la aclaración, la restauración y la prevención" en medio de la crisis de abusos, escribió el obispo Kohlgraf el 3 de septiembre en un post de Facebook, de acuerdo con lo publicado por el CNS. El prelado de Maguncia además aprovechó la publicación para advertir de que "no puede ser que los católicos sean fieles al Papa siempre y cuando represente a sus opiniones". "Sin lealtad al Papa, no es posible ser católico", alertó Kohlgraf.

El apoyo al Papa del obispo Oster de Passau, por otro lado, es especialmente notable, ya que él ha sido uno de los prelados alemanes que más reservas ha expresado sobre la apertura de la Conferencia Episcopal alemana a la intercomunión con protestantes -apoyada por el Papa Bergolio- o a ciertas otras doctrinas directamente enunciadas por Francisco, como es la vuelta a la disciplina sacramental para los católicos divorciados y vueltos a casar prevista en la Amoris laetitia.

Francisco busca "el camino de la profunidad, honestidad, amor genuino y credibilidad", proclamó Oster en un blog en su sitio web personal, elogiando a Bergoglio además como alguien que "quiere conducir a la Iglesia de forma consistente en un camino de renovación que no es ni liberal ni conservador, sino uno de un espíritu de santidad... un lugar donde todos -y el mundo- pueden experimentar el amor transformativo de Dios y curarse más del corazón".

"¡Doy las gracias al Papa Francisco por su servicio y su testimonio!", añadió en su blog el obispo de Passau. Sentimientos de los que se hicieron eco el obispo Furst en Twitter -alabando el "camino hacia la renovación de la Iglesia" que Francisco ha recorrido de forma "consistente" desde que llegó al papado- y el obispo Ipolt, quien ha lamentado en una entrevista lo fácil que es para muchos echar la culpa de los abusos al Papa cuando no tienen que asumir la responsabilidad que le corresponde a él.

El cardenal Christoph Schönborn, por su parte, ha agradecido al Papa Francisco que haya demostrado "gran determinación" en su gestión de los abusos y encubrimientos, denunciando a la vez que se ha convertido en "blanco" de los ataques de algunos "círculos" que "quieren quitarle de en medio lo más pronto posible".

Bergoglio, ha afirmado el arzobispo de Viena en una tribuna en el periódico Heute, "se enfrenta ahora a días díficiles porque su manera de llamar a las cosas por su nombre no siempre despierta simpatía". Pero calificando a Francisco de "luchador contra la injusticia y la explotación", el cardenal Schönborn ha proclamado: "¡Doy gracias a Dios por un pastor tan convincente! ¡Gracias, Papa Francisco!".

El cardenal Christoph Schönborn


Los obispos nórdicos: "Los abu­sos os­cu­re­cen el ros­tro de toda la Igle­sia"

Mientras tanto, se con­clu­yó este 10 de se­tiem­bre en Po­lo­nia, Stet­tino, la asam­blea ple­na­ria de oto­ño de los obis­pos nór­di­cos. Al ini­ciar los tra­ba­jos los obis­pos han expre­sa­do el pro­pio apo­yo al papa Fran­cis­co y le han ase­gu­ra­do su ora­ción. En la aper­tu­ra de la ple­na­ria los pre­la­dos es­cri­bie­ron una car­ta en res­pues­ta a la del Papa del 20 de agos­to pa­sa­do, y tam­bién en re­la­ción al mo­men­to ac­tual en que la Igle­sia está casi la­ce­ra­da por con­tro­ver­sias, y a los ata­ques per­so­na­les di­ri­gi­dos al San­to Pa­dre.

Los obis­pos in­vi­ta­ron a los fie­les de los cin­co paí­ses nór­di­cos a una jor­na­da de ayuno, para el 5 de oc­tu­bre, y de ora­ción, dos días des­pués, por el Papa y la Igle­sia por­que "los abu­sos se­xua­les y de po­der y los con­flic­tos in­ter­nos en los niveles más al­tos os­cu­re­cen el ros­tro de toda la Igle­sia".

Du­ran­te los tra­ba­jos - dice la agen­cia Sir - los obis­pos han ha­bla­do de la peregrinación de las re­li­quias de San­ta Te­re­sa y de los pa­dres Louis y Ze­lie Mar­tin, que en­tre el 28 y el 29 de no­viem­bre atra­ve­sa­rán to­dos los paí­ses es­can­di­na­vos. En Stet­tino un tema cen­tral ha sido el pró­xi­mo Sí­no­do de los obis­pos.

"La gra­ti­tud de la vo­ca­ción, la con­fian­za en los jó­ve­nes y la trans­mi­sión de las respon­sa­bi­li­da­des, en el lu­gar de los mal­sa­nos me­ca­nis­mos de con­trol, son importan­tes para aco­ger a los jó­ve­nes en nues­tra Igle­sia y acom­pa­ñar­los adecuadamen­te en su re­co­rri­do es­pi­ri­tual", es el men­sa­je que los obis­pos han inclui­do en el co­mu­ni­ca­do fi­nal de los tra­ba­jos, que es­tu­vie­ron mar­ca­dos tam­bién por nu­me­ro­sas ce­le­bra­cio­nes con las co­mu­ni­da­des lo­ca­les ca­tó­li­cas y cris­tia­nas.

La XV Asam­blea Or­di­na­ria del Sí­no­do de los Obis­pos se rea­li­za­rá del 3 al 28 de octu­bre del co­rrien­te y tra­ta­rá so­bre el tema "Los jó­ve­nes, la fe y el dis­cer­ni­mien­to vo­ca­cio­nal".