• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Obispos alemanes Agencias
El informe asume que junto a los casos documentados, existe una "cifra oscura" de muchas otras situaciones de abusos que no podrán investigarse, sea porque las actas fueron destruidas o por falta de testimonios

(J. B./Efe).- 3.677 casos de abusos cometidos por 1.670 religiosos entre 1946 y 2014. Más de la mitad de las víctimas tenían menos de 13 años. Uno de cada seis sufrió violaciones. Estos son algunos de los datos crudos del informe, encargado por la Conferencia Episcopal alemana, y que muestra el horror de la pederastia en el país.

Hay que reconocer el paso adelante dado por los obispos del país, que han asumido la responsabilidad de investigar la magnitud de los abusos, y que presentarán los resultados del informe el próximo 25 de septiembre. El cardenal Marx será el encargado de presentar los datos, que suponen "un problema masivo" en el seno de la Iglesia y que, como se desvela, se dan al menos hasta hace cuatro años.

La investigación ha sido adelantada por Der Spiegel, y apunta que al menos dos tercios de las víctimas de abusos lo fueron a manos de sus confesores, o de curas con los que mantenían algún tipo de relación, ya fuera familiar, escolar o personal.

 

 


 

 

Los expertos han examinado alrededor de 38.000 actas y material procedente de las 27 diócesis alemanas, que hasta ahora eran "estrictamente confidenciales". El informe parte de la base de que, junto a los casos documentados, existe una "cifra oscura" de muchas otras situaciones de abusos que no podrán investigarse, sea porque las actas fueron destruidas o por falta de testimonios.

La Conferencia Episcopal encargó ese estudio a varias universidades a raíz del escándalo de los abusos sexuales que sacudió a la iglesia católica alemana en 2010, lo que generó una crisis de credibilidad para el catolicismo alemán. En marzo de 2011 la iglesia católica ofreció pagar una indemnización de 5.000 euros a cada una de las víctimas de abusos sexuales, con posibilidad de aumentar esa cantidad para los casos más graves.

Cerca de un millar de víctimas de abusos sexuales por parte de representantes de la iglesia católica formalizaron a continuación su petición de una indemnización por los abusos sufridos. La iglesia católica es la principal confesión junto con la evangélica en Alemania, con unos 24 millones de creyentes cada una.