• Director: José Manuel Vidal
Mundo
No más abusos
Desde 2010, según los datos de la Conferencia Episcopal, 433 denuncias por pederastia han llegado a los obispos, de las cuales 212 han sido transmitidas a la justicia, 36 se han saldado con procesamientos y una decena con penas de prisión

(C. Doody/EFE).- Los obispos franceses quieren salir al paso de las críticas de la sociedad por su gestión de casos de abusos sexuales cometidos por clérigos. A este fin, han anunciado este miércoles la creación de una "comisión independiente" sobre la pederastia en la Iglesia, con la que pretenden realizar un "trabajo de memoria reuniendo los relatos de las víctimas", "comprender mejor las razones que condujeron a estos actos" y "acentuar el trabajo de prevención" con "acciones de sensibilización y de prevención".

En un comunicado, los prelados galos, reunidos en Lourdes en su asamblea plenaria, explicaron que la comisión -que investigará los abusos sobre menores cometidos en la Iglesia desde 1950- tendrá como objetivo también "comprender las razones que favorecieron la manera en la que fueron tratados" estos casos y hacer recomendaciones.

Asimismo, deberá "evaluar las medidas tomadas por la Conferencia Episcopal de Francia desde los años 2000".

En los próximos días se anunciará el nombre del responsable que dirigirá el comité y que deberá nombrar al resto de sus miembros. El informe que preparen los investigadores se hará público en un plazo de entre 18 meses a dos años, señaló la nota.

Los obispos adoptarán además otras medidas como "un gesto financiero hacia las víctimas", la puesta en marcha de programas de prevención y acciones específicas de "acogida y acompañamiento" de sacerdotes autores de actos de pederastia.

En su asamblea plenaria, la Conferencia Episcopal francesa invitó el pasado sábado a una decena de víctimas de pederastia por parte de clérigos que ofrecieron sus testimonios.

En el trasfondo de la reunión estuvieron dos grandes procesos, el que sienta en enero próximo en el banquillo de los acusados al arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, por encubrir a un cura pederasta y el que tiene lugar contra el exobispo de Orleans, André Fort, para quien la acusación pidió un año de cárcel la semana pasada por el mismo motivo.

Desde 2010, según los datos de la Conferencia Episcopal, 433 denuncias por pederastia han llegado a los obispos, de las cuales 212 han sido transmitidas a la justicia, 36 se han saldado con procesamientos y una decena con penas de prisión.

Asamblea plenaria de los obispos franceses