Religión
Considera que los hechos han prescrito, pese a que el pederasta reconoció los hechos
Barbarin declaró que "nunca" trató de "esconder" los hechos, aunque admitió haber escuchado rumores durante los primeros años de su arzobispado. Hasta 2014, cuando se reunió formalmente con una de las víctimas, no tuvo constancia real de los hechos

(J. B./Agencias).- La Fiscalía de Lyon no pedirá pena alguna para el cardenal Barbarin, acusado de encubrir casos de abusos del pederasta Bernard Preynat durante más de dos décadas. Así lo ha anunciado después de la jornada de este miércoles. El juicio acabará mañana.

La fiscalía ha resuelto apoyar la inocencia del cardenal, como ya hiciera en 2016, cuando instó a que no fuera imputado. "Hoy no reclamo que haya condena porque una parte de los hechos ha prescrito y los que no lo han hecho no revelan una infracción", subrayó la fiscal Charlotte Trabut.

"Si hubieran aparecido elementos nuevos durante este proceso, la Fiscalía habría presentado una demanda de enjuiciamiento", argumentó la fiscal, en contra de lo argumentado por las asociaciones de víctimas de Preynat, que ya consiguió reabrir el caso para que Barbarin y los otros cinco acusados tuvieran que sentarse en el banquillo.

Durante el juicio, Barbarin declaró que "nunca" trató de "esconder" los hechos, aunque admitió haber escuchado rumores durante los primeros años de su arzobispado. Hasta 2014, cuando se reunió formalmente con una de las víctimas, no tuvo constancia real de los hechos.

En enero de 2015 pidió consejo al Vaticano, que le recomendó alejar al cura de la parroquia y evitar el escándalo, aunque el cardenal no tomó esa medida hasta agosto de ese año. "Hice lo que Roma me pidió, que evitase un escándalo público", fue la excusa del purpurado. Que puede valerle la absolución.