Religión
Memorial del genocidio armenio en Erevan. EP

Esconder o negar el mal es como dejar que una herida siga sangrando sin curarla (La Iglesia armenia pide que Turquía restituya propiedades para reparar el genocidio).

Cada 24 de abril se conmemora el inicio de la persecución y matanzas del régimen de los Jóvenes Turcos que entre 1915 y 1923 mataron a más de un millón de cristianos orientales, sobre todo armenios, pero también asirios y caldeos.

Los Jóvenes Turcos depusieron al último sultán en 1909 y establecieron un régimen militar, nacionalista, "modernizador". Muchos estaban organizados en logias masónicas. En las matanzas, planificadas, se emplearon deportaciones y "marchas de la muerte".

Islamistas fanáticos y bandidos kurdos también participaron. Hubo algunos funcionarios desobedientes o jefes locales que intentaron salvar vidas: muchos lo pagaron caro.

La masacre comenzó el 24 de abril de 1915: las autoridades otomanas detuvieron a 235 miembros de la comunidad de armenios en Constantinopla, especialmente a líderes intelectuales y comunitarios. La cifra de detenidos ascendió a 600 los siguientes días.

El Gobierno ordenó la expulsión de toda la población armenia, que tuvo que caminar cientos de kilómetros por el desierto, sufriendo hambre, sed, pérdidas de vidas humanas, robos y violaciones por parte de los gendarmes musulmanes que debían protegerlos, a menudo en combinación con bandas de asesinos y bandoleros.

Como parte de las actividades en Armenia para conmemorar a las víctimas del genocidio, las autoridades políticas y religiosas se reunieron en el Memorial de Tzitzernakaberd, construido en Erevan, la capital del país.

En Erevan, la capital armenia, el Estado mantiene un Museo del Genocidio Armenio inaugurado en 1995, al conmemorar los 80 años del inicio de las masacres.

El 15 de abril de 2015, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que califica de "genocidio" lo sucedido entre 1915 y 1917 y exhorta a Turquía a que lo reconozca.

Por su parte, la Iglesia Apostólica Armenia proclamó oficialmente como mártires cristianos en 2015 al millón y medio de víctimas del holocausto.

En 2016 se lanzó la película The Promise (La Promesa) basada en el Genocidio Armenio. Dirigida por Terry George, en la cinta actúan el ganador del Oscar a mejor actor de reparto en 2010, Christian Bale, el actor de origen guatemalteco Oscar Isaac; la franco-canadiense Charlotte Le Bon; y el conocido actor francés Jean Reno, entre otros.