LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
Religión Digital

Benedicto XVI renuncia

"Servirá de muy poco mientras siga en pie el modelo medieval del papado"

clipping

La renuncia del Papa, ¿una rendición frente a la oscura maquinaria de poder vaticana?

"Se maquina y se conspira. Es pura farsa mediática, pura pornografía religiosa"

José Arregi, 20 de febrero de 2013 a las 10:49

Necesitas el plugin de flash para visualizar este contenido

Instala Adobe Flash player

Yo hubiera deseado que Benedicto XVI, antes de renunciar, hubiera hecho uso de sus poderes absolutos para poner fin a este sistema
El Papa Benedicto XVI/>

El Papa Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI/>

El Papa Benedicto XVI

Benedicto XVI/>

Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI./>

El Papa Benedicto XVI.

  • El Papa Benedicto XVI
  • El Papa Benedicto XVI
  • Benedicto XVI
  • El Papa Benedicto XVI.

(José Arregi).- La Iglesia vuelve a ser espectáculo, no buena noticia. Y así seguiremos en los próximos meses. ¡Qué pena en un mundo tan necesitado de consuelo y esperanza! Que un papa, a los 85 años y enfermo, se despoje de la tiara y descienda del trono, renunciando al poder religioso más arbitrario y absoluto jamás imaginado, ¿qué tiene de extraño en los tiempos que corren? Tiene de extraño que se limite a eso: a una renuncia personal. Y, sin embargo, ha sido celebrada por clérigos y laicos bien intencionados como un gesto de libertad, valentía y dignidad, e incluso de humildad.

No niego que lo sea. Es digno y humano decir: "No tengo fuerzas, no puedo más", o decir también: "Estoy harto de este mundo vaticano y me voy". ¿Y quién sabe si no ha sido más lo segundo que lo primero? Ha sido valiente y libre al hacer frente a las presiones de muchos curiales que querrían seguir aprovechando la debilidad del pontífice para seguir ejerciendo su poder en la sombra. Pero ¿su renuncia no constituye a la vez un acto de rendición frente a esa oscura maquinaria de poder que es el Vaticano?

Es humano que un papa anciano y enfermo se retire a un monasterio de clausura para dedicar sus últimos años a disfrutar en paz orando, leyendo, escuchando música y tocando el piano. Pero ¿no es también una dejación haberse retirado sin antes saldar de una vez las pesadas cuentas del papado ante la Iglesia y la historia?

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

 



facebook

Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000