• Director: José Manuel Vidal
Opinión
El teólogo Metz
La teología es un discurso sobre Dios en Alianza con el ser humano. Este Dios siempre ha querido una humanidad en "mayoría de edad", liberada y libre

(Saturnino Rodríguez).- 140 teólogos y filósofos de todo el mundo han celebrado los 90 años que cumplía Metz en agosto de este año 1918 con una declaración colectiva. Entre ellos el español Reyes Mate alumno y amigo de Metz al que citaremos a los largo de esta presentación especialmente al relacionar la "teología política" de J.B.Metz con la "teología de la liberación" de Gustavo Gutierrez. Y también con los comentarios del filósofo y teólogo dominio mexicano Miguel Concha, también alumno y amigo.

La actualidad hoy del teólogo Metz radica en sus reivindicción de "una cultura anamnética" al tiempo que denunciaba "la amnesia cultural de una sociedad moderna o posmoderna"; no sólo eso sino que se ha arriesgado a hablar de una "Etica anamnética" (rememoración) y hasta de una "Razón anamnética", lo que es llevar la defensa de una cultura de la memoria hasta sus últimas exigencias.

Dos teólogos, dos teologías: Johann Baptist Metz "Teología Política", europea y Gustavo Gutiérrez "Teología de la Liberación", latinoamericana

El 5 de agosto el gran teólogo alemán Johann Baptist Metz cumplía 90 años, a los dos meses de haber cumplido la misma edad otro gran teólogo contemporáneo el peruano Gustavo Gutiérrez Merino a quien dedicamos también una serie de presentaciones en Powert Point. A los dos padres - el uno de la Teología Política, europea y el otro la Teología de la Liberación, latinoamericana - les unen importantes vínculos aparte de una larga amistad. Entre ambas reflexiones hay fuertes vinculaciones. Comenzamos con J.B.Metz y su teología política para concluir en las relaciones con G.Gutierrez y la teología de la liberación para continuar con la relación de ambas.

Johann Baptist Mezt nace el 5 de agosto del año 1928, en la ciudad de Welluck-Alemania. Sus estudios los realiza en Innsbruck y Munich, obteniendo dos doctorados, uno en filosofía y otro en teología. Será testigo de la segunda guerra mundial, de la derrota germana y la división de Alemania por medio del muro de Berlín (1961), y de la unificación alemana por la caída del muro de Berlín en 1989.

Johann Baptist Metz, fue discípulo y amigo de su compatriota y teólogo alemán Karl Rahner. El Concilio Vaticano II, del que fue asesor fue un acontecimiento clave en la vida de Rahner. Ejerció una influencia decisiva en la orientación renovadora de los documentos conciliares, de los cuales varios son de su autoría. Para este teólogo alemán, la política es fundamental para la reflexión teológica como se puede observar en su basta bibliografía. (Rahner, Karl. Teología Política. Arbor, Madrid, 1970 Tom 1, n° 291, pg. 245-346).

 

La "teología política"

Manifiesta que "La teología política, aún no está definido de un modo totalmente univoco [...]. Lo cierto es que la teología política no tiene nada que ver con una actividad política de la Iglesia ni del clero, sino que antes bien, reconoce por razones teológicas, al mundo secular como tal y legitimo [...]. En este sentido al menos, es hoy día urgente una teología política, ya que en la teología tradicional se advierte algo así como una privatización y un estrechamiento del cristianismo orientados solamente hacia la salvación interna del individuo, debido a que la teología de la esperanza fue, concebida solo individualmente [...], cabe concebir la teología política como tarea de la teología consistente en un enfoque crítico del sistema social imperante.[...].

Para la teóloga y catedrática universitaria Dorothee Sölle, «la teología política es una teología de la liberación», enfocada fundamentalmente en un concepto antiimperialista y, por ende, solidaria con los países subdesarrollados. El propio Metz escribía: "La teología es un discurso sobre Dios en Alianza con el ser humano. Este Dios siempre ha querido una humanidad en "mayoría de edad", liberada y libre. Es el Dios del Éxodo, el Dios del cual Jesús proclama su Reinado. Es el Dios de la Promesa de un mundo nuevo, de un futuro para toda la humanidad".

Sus antecedentes e influencias

Metz, discípulo predilecto de Karl Rahner, ubicado dentro del campo ahistórico trascendental de la mano del Inmanuel Kant de la razón pura, arrumbó a la teología política bajo los auspicios del Kant de la razón práctica, de Karl Marx, de Walter Benjamin y del alemán Ernst Bloch, entre otros. Tenía, para ello, que dar con el sujeto social capaz de esa práctica crítica que conlleva el concepto de seguimiento de Jesús. Metz ha querido ser un teólogo de nuestra cultura. En sus debates con Jürgen Habermas, por ejemplo, donde ambos coinciden en el diagnóstico de la pérdida de identidad del hombre occidental, J.B. Metz postula una nueva cultura política.

El filósofo y teólogo Reyes Mate escribía sobre Rhaner en 1984: "Quien hurgue en las fuentes de su reflexión encontrará el tomismo aristotélico, por supuesto, pero también a Kant. No al Kant de la razón práctica, que lleva a Marx, sino al de la teoría del conocimiento trascendental; también a Hegel, exponente del idealismo trascendental, preocupados ambos en fijar la condición y el contenido de la conciencia en la propia experiencia. Sin embargo, la referencia constante de su pensamiento, sobre todo el filosófico, es Heidegger, de quien el jesuita alemán Rhaner no consiguió la aprobación de la tesis doctoral. Heidegger no compartía la teoría del joven Rahner de que la solución a los problemas de la metafísica pasaran por una actualización de la metafísica clásica, aristotélico-tomista, sino más bien por sacar a aquéllos de todo el contexto cristiano.

Los historiadores de la teología, ubican a J.B.Metz, dentro de la corriente de la "Nouvelle Theologie", que surgió en la vieja Europa, especialmente en Francia. Metz es parte de esta nueva corriente, que surgió a inicios de la década de los años 40 del siglo pasado. La "Nueva Teología", tenía como objetivo realizar una teología más afín con la vida. Es decir una teología cristiana con relación al mundo, desde diferentes perspectivas y desde diversos campos. La Nouvelle Theologie, abría las puertas de la teología para todos los hombres de fe.

En el congreso internacional de teología celebrado en Toronto-Canadá en el año 1967, Metz, en sus ponencias teológicas de aquel congreso, empleara repetidas veces la palabra Teología Política. La sistematizará en su obra titulada "Sobre la Teología del Mundo" publicada en 1968. En dicho texto, expone su llamada Teología Política, convirtiéndose así en el padre moderno de dicha teología.

Ahora bien, Metz, en esta obra no realiza ningún concepto sobre ésta nueva teología. Lo único que manifiesta es que, "el concepto de Teología Política es ambiguo y por lo tanto puede presentarse a malentendidos". Pero si deja en claro lo que entiende por Teología Política, y lo dice de dos maneras:

-"Entiendo por teología política un correctivo crítico frente a una tendencia extrema que la teología actual tiene a la privatización".

-"Entiendo, a la vez por teología política el intento por formular el mensaje escatológico en las condiciones de nuestra actual sociedad".-

 

 

Obras destacadas

Estas son algunas de las obras relevantes de este destacado teólogo-filósofo alemán Joham Baptist Metz: Sobre el concepto del futuro, 1965. Teología del mundo, 1968. Teología Política, 1969. Ilustración y teoría teológica. La Iglesia en la encrucijada de la libertad moderna. Aspectos de una nueva teología política, 1973. La fe en la historia y en la sociedad, 1979. Más allá de la religión burguesa, 1980. Las órdenes religiosas, 1988, Dios y tiempo: nueva teología política, 2002. Memoria Passionis, 2006., etc.

En todas estas obras, J.B. Metz aborda el tema de la teología política. En algunos textos será más elocuente y en otras menos.

Según el teólogo jesuita alemán asesor del Concilio Vaticano II Carl Rhaner y profesor de Johann Baptista Metz la teología política nada tiene que ver con una actividad política de la Iglesia ni del clero, sino que como bien reconoce Johann B. Metz por razones teológicas al mundo secular como tal y como legítimo.

La teología política conforma una parte de la filosofía política y la teología que investiga las formas en que los conceptos teológicos o formas de pensar se relacionan con la política, la sociedad y la economía. Aunque la relación entre el cristianismo y la política ha sido objeto de debate desde los tiempos de Jesús, la teología política como una disciplina académica comenzó durante la última parte del siglo XX, en parte como respuesta a la labor tanto de politólogo y filósofo jurídico alemán Carl Schmitt (1888-985) como de la Escuela de Frankfurt​ La publicación Political Theology actualmente examina esta interfaz de fe religiosa y política.​

Las dos teologías: Política y de la Liberación

La relación entre los dos personajes - Metz y Gutierrez -y sus teologías es muy estrecha. El teólogo G.Gutiérrez y otros latinoamericanos se formaron en Universidades europeas como "Le Saulchoir" en Bélgica de los dominicos y "Lyon-Fourviere" de los Jesuitas en Lyon (Francia) y fueron alumnos de eminentes teólogos algunos de los cuales fueron peritos del Concilio Vaticano II e incluso redactores de algunos de sus textos. Uno de ellos precisamente Johann Batist Metz y su "Teología Política", junto a otras figuras como Chenu, Congar en La Sauchoir y Danielou, de Lubac, Rhaner en "Lyon-Fourviere". Era las secuelas de La Nouvelle Theologie surgida en Francia a comienzos del silgo XX.

Las relaciones entre los dos teólogos el europeo Johann Baptist Metz y el latinoamericano Gustavo Gutiérrez y sus respectivas teología: la teología política y la teología de la liberación y la complementariedad entre ambos es evidente.

Ello justifica que recurramos a los trabajos de otros dos teólogos conocedores y amigos de ambos: el español Reyes Mate, filósofo y teólogo, profesor investigador del Consejo Superior de Investig. Cientif. (CSIC) y Miguel Concha teólogo dominico mexicano profesor de postgrado de Estudios Latinoamericanos de la FCPyS-UNAM (Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la universidad Nacional Autónoma de México) y Fundador de la Asociación de Derechos Humanos Francisco de Vitoria.

El filósofo y teólogo español Reyes Mate conocedor y amigo de ambos teólogos escribía en noviembre de 1986 en "El País" a propósito del encuentro en el Instituto Alemán de Cultura de Madrid del teólogo católico Johann Baptist Metz y el protestante Jurgen Moltmann, que el filósofo alemán Erns Bloch uno de los autores de referencia "Cuando los teólogos se empeñan en ser más racionalistas que el hombre secular, acaban por no tener nada que decir" por lo que Metz buen conocedor de Bloch no cesa de repetir que hay más elementos liberadores en los mitos desechados por el hombre secular que en los que éste ha construido.

 

Dos teologías próximas

El filósofo-teólogo profesor Reyes Mate profesor de Investigación del CSIC en el Instituto de Filosofía titulaba y calificaba en 1988 en al diario "El Pais" a Joham Baptist Metz como "un clásico incómodo de la teología católica". Y lo explicaba al comienzo: De Karl Rahner se ha dicho, al igual que de Shakespeare, que su biografía era su obra, una obra en la que el rigor conceptual se da de mano con una curiosidad inagotable por todos los temas de la vida".

Gustavo Gutérrez y su teología de la liberación y Johann Baptist Metx y su teología política son muy próximas. Para la teóloga y profesora universitaria Dorothee Sölle, que ocupa la cátedra de Teología Sistemática en el Seminario Teológico de Nueva York «la teología política es una teología de la liberación», enfocada fundamentalmente en un concepto antiimperialista y, por ende, solidaria con los países subdesarrollados.

Para entendernos diríamos que las carabelas que desde Europa llevaron hace más de 500 años a quienes conquistarían y evangelizarían el que llamaron "Nuevo Mundo", regresaban tras cientos de años -ya no en naves sino en medios técnicos más avanzados - para "reevangelizar" renovadamente a quien les habían evangelizado antes.

Humorísticamente diríamos que la teología de la liberación cuyo "padre" fue hace 50 años G.Gutiérrez - que acaba de cumplir también 90 años - podemos decir que su "abuelo" sería Johann Baptist Metz, su famoso profesor alemán y amigo.

En este sentido el análisis y la crítica de la teología política contemporánea de Europa, presenta puntos de convergencia con la teología de la liberación de América Latina, que aporta como ingredientes fundamentales para una nueva sociedad y una nueva cultura, la larga historia de resistencias y luchas de las clases explotadas, las razas despreciadas y las culturas discriminadas, resultado de la modernidad. Lo que no tiene nada que ver con los actuales movimientos reaccionarios de centralización, subordinación, sometimiento y estandarización, dentro y fuera de la Iglesia.

En el transcurso de esta exposición - como dice el teólogo mexicano Miguel Concha en su trabajo "Crepúsculo del Humanismo": "Hemos pretendido realizar un esfuerzo de clarificación y de síntesis. Queremos volver a subrayar que la actual civilización tecnológica, fruto de la cultura de la modernidad, parece que en verdad produce monstruos, y que la única salida desde un punto de vista cultural y cristiano en el llamado Primer Mundo es recuperar la memoria subversiva de Dios, y con ello la búsqueda de la igualdad y la justicia para todos, así como el reconocimiento de los otros en su ser diferente".

Desde la otra perspectiva, la de "los de abajo", la teología de Juan Bautista Metz es una interlocutora de la teología de la liberación de Gustavo Gutiérrez, en el diálogo científico fecundo con otras corrientes teológicas. Por ello, escribe Gutiérrez en la obra antes mencionada: "La teología política se presenta como "un intento de expresar el mensaje escatológico del cristianismo en relación con la época moderna como figura de la razón crítica-práctica".

Influencia de Rhaner en JB. Metz y G.Gutiérrez

El giro antropológico de Rahner influyó en la elaboración de la teología política de Metz y éste influyó en su maestro con sus tesis sobre la memoria, la función crítico-pública del cristianismo y de la teología y el doble componente, místico y social, del cristianismo. Mostró su apoyo a la teología latinoamericana de la liberación justo en el momento en que más arreciaban las condenas del Vaticano contra ella. Una de las últimas cartas que dictó antes de morir, estando hospitalizado en el sanatorio de las Hermanas de la Cruz de Rum, cerca de Innsbruck, fue la dirigida a la Conferencia Episcopal peruana en defensa de la teología de la liberación y del teólogo Gustavo Gutiérrez, uno de sus iniciadores.

Es por todos conocido que la Teología Política, nace en Europa y a Teología de la Liberación en América latina, dos continentes distintos, con realidades diferentes, pero con un mismo objetivo: encontrar y hacer en lo posible la voluntad de Dios en este mundo. Mezt es elocuente al mencionar que "Ambas teologías se caracterizan por su especial sensibilidad hacia la teodicea".


Coincidencias y diferencias entre ambas teologías

Según el profesor Carlos Iván Peñafiel en su libro "Relevancia de la Teología Política en la Iglesia Latinoamericana" estas pueden son las divergencias entre la Teología Política y Teología de la Liberación

Convergentes:
a)"Adiós a su inocencia social": es decir, por el interés de una justicia, estas dos teologías se tornan místicas y políticas.
b) "Adiós a su inocencia histórica": "la teología tiene que decir adiós a un universalismo histórico sin sujeto, ajeno a toda situación, y en cierta medida sin contenido humano
c) "Adiós a su supuesta inocencia étnico-cultural": Estas dos teologías son universales, no pertenecen a una cultura o pueblo determinado.

Divergentes según el profesor Alfonso Rubio ("Teologia da liberaciao: política ou profetismo". São Paulo: Edições Loyola, 1983.:
a) La teología política, no está acompañada por un análisis socio-político en concreto,
B Separación ideológica entre teología y ética política porque si existe tal separación, habría una separación entre la reflexión teológica y la necesidad de una praxis.
c) Las afirmaciones de Metz sobre la secularización y privatización de la salvación, son consideradas desde la teología de la liberación como generalidades de un determinado contexto europeo y América Latina tiene un entorno diferente. d) La teología política debería estar presente ahí donde los problemas del hombre son más urgentes, sin quedarse presa en discusiones muchas veces teóricas.

Una vez observadas las similitudes y discrepancias entre la teología de la liberación y la teología política, nos induce a afirmar y aceptar que cada teología tiene su propio modo de hacer teología, y eso, es justamente lo que las hace diferentes. Lo relevante de estas dos teologías, es que están inspiradas en el Evangelio, realizando lo que el filósofo y teólogo jesuita uruguayo Juan Luis Segundo dice sobre el hacer teología: "no existe teología cristiana, ni interpretación cristiana del evangelio sin opción política previa".

Ignacio Ellacuría coinciden con Clodovis Boff, el hermano de Leonardo, que la Teología de la Liberación no es una teología que se mantenga ajena o distante ala problemática política. Por su parte I. Ellacuría señala que"La Teología de la Liberación no se mantiene neutral ante las diferentes opciones políticas, sino que toma partido y opta parcialmente por la liberación de los oprimidos. Sin embargo, el hecho de que la Teología de la Liberación pertenezca a la familia de las teologías políticas no significa que vaya a la zaga, miméticamente, de la teología política [...]".

La teología de la Liberación, según Rosino Gibellini ("Le teología del siglo XX. Sal Terrae) tiene tres etapas o fases: la fase de preparación que va desde 1962 hasta 1968. Fase de formulación que abarca los años 1968-1975. Y finalmente la fase de sistematización 1976, donde la Teología de la Liberación se empeña en reflexionar sobre su propio método, y es donde aparece una serie de varias obras que sistematizan el quehacer teológico de la Teología de la Liberación.