• Director: José Manuel Vidal
Otras Confesiones
El Maestro Budista Champa Shenpen IERMA
Las condiciones externas no determinan que seamos felices o no, es cómo nos sentimos lo que lo va a determinar

(IERMA).- El Maestro Budista Venerable Champa Shenpen, ordenado monje por el Dalai Lama, explicó en el Centro Universitario La Salle en una conferencia, el mensaje budista para sociedad plural y diversa de nuestro tiempo.

Organizado por el Instituto de Estudios sobre Religiones y Mundo Actual (IERMA), de La Salle, se convocó este encuentro con los estudiantes universitarios para dialogar con el Maestro sobre qué puede aportar el budismo para mejorar la sociedad actual. Este encuentro coincidía con la visita a España del Lama Zopa Rimpoché que ha impartido enseñanzas y ha realizado en Madrid la Gran Iniciación de la Deidad de la Sombrilla Blanca (Dukkar).

En su presentación, Carlos Esteban Garcés, director del IERMA, reivindicó el papel de las tradiciones religiosas en la construcción de una sociedad más ética y más justa. La aportación de las religiones, que tienen que empezar por ellas mismas, es esencial para el cuidado de la Casa Común en la que todas las personas tengan su hogar sin fronteras ni exclusiones.

El Maestro, Venerable Champa Shenpen, que estudió filosofía budista en la India durante 14 años y ha practicado la meditación en solitario durante más de diez años, fue desgranando las propuestas de la tradición budista que pueden contribuir a la mejora de la vida personal y de la sociedad. Subrayó la necesidad de empezar cualquier cambio y todas las mejorar centrando la mirada en la propia vida, en el interior de la vida persona, antes que en todo lo que acontece a nuestro alrededor, que percibimos demasiadas veces muy condicionados por nuestra experiencia vital.

Sus enseñanzas recordaron las cuatro nobles verdades, empezando por conocer la realidad de nuestra vida tal como es, y en ella reconocer la existencia de las dificultades y del sufrimiento que todos tenemos, que está presente no solo fuera de nosotros, también en nosotros mismos. Invitó a ser conscientes de ello y ver la realidad tal y como es, sin miedo, explicó a los estudiantes. Reconocer la vida propia con sinceridad y hondura es el primer paso para tratar de mejorarla.

 

El Maestro Champa Shenpen explicó la importancia que tiene nuestro estado interior en la calidad de vida personal, y fue proponiendo experiencias para comprender que las condiciones externas no determinan que seamos felices o no, es cómo nos sentimos lo que lo va a determinar. Creemos que nuestra felicidad depende de lo externo, y ponemos toda nuestra atención en ese exterior y muy poca en mejorar nuestro estado interior. La ignorancia sobre nuestra propia vida está en el origen de muchas de nuestras insatisfacciones.

En el budismo se propone empezar el cambio prestando la atención al yo, ahí radica el centro de todo lo que percibimos, de las experiencias de nuestra propia vida. Es precisamente el estado de ese yo el que condiciona nuestra percepción del exterior y si queremos cambiar lo de fuera, el cambio debe iniciarse por nosotros mismos, por nuestro interior.

Solo si conseguimos un estado de paz interior, explicaba el Maestro Champa Shenpen transformaremos el mundo, solo en la medida que mejoremos nuestro estado interior, estaremos contribuyendo a mejorar el mundo. Si tenemos una actitud de generosidad, de altruismo, de amor a los demás, esto se contagiará sin esfuerzo a los demás, de manera natural. Este camino de mejora, personal y social, nos recordaba las propuestas éticas del noble camino óctuple.

El Maestro Champa Shenpen pertenece a la Fundación para la Preservación de la Tradición Mahayana, creada en 1975 por el Lama Thubten Yeshe y dirigida en la actualidad por el Lama Zopa Rimpoché. La FPMT está dedicada a la transmisión del budismo Mahayana y sus valores siguiendo el consejo y la inspiración de Su Santidad el Dalai Lama en su servicio compasivo a toda la humanidad.