• Director: José Manuel Vidal
Solidaridad
La valentía de las víctimas de abusos
"Pedimos al Señor un verdadero cambio en cada uno de nosotros y en toda la Iglesia", dice el padre Fornos

Ayer se inició la Novena de oración para rezar por las víctimas de abusos sexuales, organizada por la Red Mundial de Oración del Papa, a través de la Aplicación Click To Pray. Dio comienzo este miércoles a las 19:00 pm (hora local en Italia) hasta el próximo 20 de septiembre.

Bajo el deseo de elevar nuestra voz durante 9 días de oración para "la sanación y la reforma de la Iglesia", esta Novena nace como respuesta "al llamado de nuestro Papa" ha asegurado el Director de la Red Mundial de Oración del Papa, el padre Frédéric Fornos, en el que el Pontífice, a través de una Carta dirigida al Pueblo de Dios y toda la Iglesia exhortó, el pasado 20 de agosto, a la oración y la penitencia.

9 días unidos al corazón del Señor

"Pedimos al Señor un verdadero cambio en cada uno de nosotros y en toda la Iglesia - dice el padre Fornos - por eso desde hoy, 12 septiembre, hasta el 20 de septiembre rezaremos esta novena por las víctimas de los abusos sexuales orando con el Papa y con la iglesia". Además, para seguir la Novena, todos los días en torno a las 18:00 pm (hora local Italia) se publicará, a través de las diferentes redes sociales de "Click To Pray", un post con imagen y texto que "ayudará a rezar durante estos nueve días que entremos en este camino de oración, unidos al corazón del Señor" explica Fornos.

El Papa pide "conversión personal y comunitaria"

En la Carta, el Papa Francisco abordó "el insondable escándalo de abusos", asegura Fornos, y pide a todo el pueblo de Dios "que se acerque a las víctimas solitariamente".

Aunque también el Papa afirma que el cuerpo herido de la Iglesia solo puede cambiar si todas y cada una de sus células forman parte de este proceso de sanación y que es necesario que cada uno de los bautizados se sienta involucrado en la transformación eclesial y social que tanto necesitamos. Y tal transformación - dice el Papa en la carta - "exige la conversión personal y comunitaria" y nos lleva a mirar en la misma dirección "que el Señor mira".

(RD/Vatican News)