• Director: José Manuel Vidal
Solidaridad
No a los desahucios Agencias
En la misma, se solicitan cambios legales para suspender provisionalmente los desahucios de personas vulnerables; medidas de promoción de vivenda social, y la incentivación del alquiler social

(J. Bastante/Agencias).- En Cáritas Madrid "no damos abasto a todas las necesidades" relativas a la vivienda, según ha denunciado este mediodía Rosario Portela, subdirectora del servicio de Vivienda de esta asociación. A lo largo de 2018, hasta 70.000 familias fueron desahuciadas, y un 27% de la población de la Comunidad de Madrid "está en riesgo de perder" su vivienda.

Conscientes de esta realidad, desde Cáritas se hizo un "llamamiento desesperado" a las administraciones para que se impliquen más en buscar una solución a la pobreza. Nunca habían atendido a tantas personas por desahucios y aseguran que están desbordados. "En estos momentos estamos en un máximo de ocupación histórico", aseguró Portela.

Durante la rueda de prensa se recordó la carta que la Vicaría de Pastoral Social e Innovación, coordinada por José Luis Segovia, envió a los poderes públicos (grupos parlamentarios, Ministerio de Fomento, Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid y Defensor del Pueblo), como adelantó hace dos semanas RD.

En la misma, se solicitan cambios legales para suspender provisionalmente los desahucios de personas vulnerables; medidas de promoción de vivenda social, y la incentivación del alquiler social.

 

 

"En esta Navidad, los cristianos celebramos el nacimiento de Jesucristo, que transforma nuestras vidas y nos llama a estar con las personas que sufren y seguir trabajando por la justicia", sostiene la carta, también firmada por Cáritas Madrid, Justicia y Paz y la Mesa por la Hospitalidad de la Archidiócesis de Madrid.

"La vivienda es un elemento clave en la integración o exclusión de las personas, por ello, la Iglesia de Madrid, a través de Cáritas Diocesana, promueve desde hace más de 14 años respuestas al problema habitacional", explicaron.

 

 

 

La respuesta de Cáritas ante la emergencia habitacional y la exclusión residencial

Cáritas Madrid ofrece 282 alojamientos temporales en cuatro centros residenciales y 240 viviendas de fin social. Han sido 587 las familias alojadas el pasado año y que, además, cuentan con el acompañamiento diario de un equipo de técnicos sociales, religiosas de diversas congregaciones y personas voluntarias que caminan con ellos cada día por un futuro mejor.

La finalidad de sus alojamientos temporales es el desarrollo pleno de la persona y la familia en los aspectos más esenciales (empleo, economía, vivienda, desarrollo personal, salud...) que impulse la consecución de su recuperación y salida a una vivienda autónoma.

El centro residencial Sínodo 2005, ubicado en el distrito de Latina y donde se realiza la convocatoria, es un inmueble de 60 viviendas, algunas de ellas en convenio con el Ayuntamiento de Madrid.

 

 


 

 

¿Cómo acompañan a las familias?

Centran el acompañamiento en la atención de personas y familias en base a las potencialidades. Abordan sus fortalezas, promueven relaciones de vecindad y favorecen un espacio protegido donde pueden recuperar su vida familiar. Acogen a las familias en un momento vital muy complicado y les acompañan en su camino hacia un futuro mejor. Todo esto se realiza con un paso posterior, que es el acompañamiento fuera del residencial, una vez que se incorporan a un alquiler social o vivienda normalizada.

Desde la organización, no piden que se suprima el mercado de alquiler, sino que se implementen políticas de alquiler social y se promuevan viviendas sociales en nuestro territorio. Además, que se humanice la legislación y el procedimiento del desahucio. Asimismo, que se articulen medios para acoger a las personas y familias en ese mismo procedimiento evitando que terminen en la calle.


(RD/Agencias)