Religión
Un grupo de mujeres saluda al Papa
Es bueno que en estos días, muchas personas se hayan reunido para considerar la sublime vocación de la mujer

"Es bueno que en estos días muchas personas se hayan reunido para considerar la sublime vocación de la mujer, colaboradora de Dios en la generación de nueva vida, así como su papel insustituible en la familia y su indispensable contribución a la sociedad, especialmente hacia el otro, el débil y el indefenso", lo escribe el Papa Francisco en su Mensaje enviado a los participantes en la 38ª Edición de los "Campamentos de San Gabriel", que concluyeron este sábado 25 de agosto, con la Misa celebrada por el Cardenal Tarcisio Bertone, en el Santuario de Teramo, Italia.

Mujer, colaboradora de Dios en la generación de nueva vida

En su Mensaje, el Santo Padre recordó la importancia del tema del 38ª "Campamento de San Gabriel": "¿Mujer, sagrada o esclava?". "Es bueno que en estos días - precisó el Papa - muchas personas se hayan reunido para considerar la sublime vocación de la mujer, colaboradora de Dios en la generación de nueva vida, así como su papel insustituible en la familia y su indispensable contribución a la sociedad, especialmente hacia el otro, el débil y el indefenso".

Mayor presencia de la mujer en la sociedad

Espero, señaló el Pontífice, que se amplíen los espacios de presencia y de actividad de las mujeres, tanto en el ámbito eclesial como en el de la sociedad y de las profesiones, para que así se manifiesten plenamente los dones de delicadeza y ternura de los que el alma femenina es rica.

Antes de despedirse de los participantes de los "Campamento de San Gabriel", el Papa Francisco les pidió que oren por él y por su ministerio, "y les envío de corazón a ustedes, queridos jóvenes dijo el Papa, al Cardenal Tarcisio Bertone, que preside la celebración eucarística, a los beneméritos Padres Pasionistas, así como a todos los peregrinos la Bendición Apostólica".

(RD/Vatican News)

Participantes en los 38 "Campamentos de San Gabriel"