• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Saludo del Papa durante la audiencia
Los escritores dicen que la envidia tiene el alma amarilla, porque no pueden tener la ferscura de la salud del alma. La envidia destruye

(José M. Vidal).- La gente sigue arropando al Papa Francisco con efusivas muestras de cariño ante los ataques de los rigoristas, que se ha vuelto como un boomerang contra ellos. En su catequesis, el Papa denunció las esclavitudes externas internas, especialmente la del propio ego, que conduce al pecado y a los vicios. "No hay tregua para el goloso, porque la gula es la hipocresía del estómago", explicó, por ejemplo.

Al Papa se le ve sereno, relajado y decidido, mientras recibe vivas, aplausos y, por su parte, responde a las muestras de cariño de la gente levantando el pulgar, bendiciendo, sonriendo, besando a los niños y tomando el mate que alguien le ofrece al pasar.

Primera lectura del libro del Deuteronomio:

"Cuida de santificar el día sábado, como Yavé, tu Dios, te lo manda. Seis días tienes para trabajar y hacer tus quehaceres. Pero el día séptimo es el Descanso en honor de Yavé, tu Dios. No harás ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu servidor, ni tu sirvienta, ni tu buey, ni tu burro u otro de tus animales. Tampoco trabajará el extranjero que está en tu país. Tu servidor y tu sirvienta descansarán así como tú,. pues no olvides que fuiste esclavo en la tierra de Egipto, de la que Yavé, tu Dios, te sacó actuando con mano firme y dando grandes golpes; por eso Yavé, tu Dios, te manda guardar el día sábado."

Algunas frases de la catequesis del Papa

"Catequesis sobre el tercer mandamiento, el del día del descanso"

"Mientras en el Éxodo el motivo del reposo es la 'bendición de la creación', en el Deuteronomio, en cambio, se conmemora el 'final de la esclavitud'"

"El esclavo tiene que descansar igual que el amo, para celebrar la memoria de la Pascia de liberación"

"Hay muchos tipos de esclavitud, tanto externa como interna"

"Entre las externas, las opresiones, las vidas secuestradas por la violencia y otros tipos de injusticia"

"Hay también las prisiones internas, que son, por ejemplo, los bloqueos psicológicos, los complejos, las limitaciones de carácter y demás"


"¿Una persona encarcelada u oprimida puede seguir siendo, sin embargo libre? ¿Y una persona atormantada por las dificutades interiores puede ser libre?"

"Hay personas que, incluso en la cárcel, viven con una gran libertad de ánimo"

"Pensemos en San Maximiliano Kolbe o en el cardenal Van Thuam"

"¿Qué es la verdadera libertad? ¿Consiste, quizás, en la posibilidad de poder elegir?"

"Poder hace lo que se desea no basta para ser realmente libres, y mucho menos, felices. La verdadera libertad va mucho más allá"

"Hay otar esclavitud: la del propio ego"

"El ego puede convertirse en un tormento que torura al hombre en todas partes y le porporciona la más profunda opresión, la que se llama pecado, que no es la banal violación de un código, sino la quiebra de la existencia y las condiciones de esclavos"


"El pecado es el 'ego'. Pensmos en las pasiones humanas"

"El goloso, el lujurioso, el avaro, el iracundo, el envidioso, el malvado, el soberbio son esclavos de sus vicios, que los tiranizan y los atormentan"

"No hay tregua para el goloso, porque la gula es la hipocresía del estómago, que está lleno, pero nos hace ver que está vacío. Somso esclavos de un estómago hipócrita"

"El ansia de poseer destruye al avaro y el fuego de la ira y el tormento de la envidia destruyen las relaciones"

"Los escritores dicen que la envidia tiene el alma amarilla, porque no pueden tener la ferscura de la salud del alma. La envidia destruye"

"El verdadero esclavo es el que no es capaz de amar"

"Todos estos vicios nos alejan del amor y nos impiden amar"

"El amor nos hace libres incluso en la cárcel"

"Ésta es la libertad que recibimos de nuestro Redentor"

Texto íntegro del saludo del Papa en español

Queridos hermanos:
En el tercer mandamiento del Decálogo se pide observar el día de reposo. A diferencia delÉxodo, el libro del Deuteronomio establece este mandamiento para que el esclavo pueda también descansar y celebrar así el recuerdo de la Pascua de liberación; es decir, conmemora el final de la esclavitud ya que los esclavos por definición no pueden descansar.

Hay muchos tipos de esclavitud, fruto de opresiones, violencias e injusticias; y también prisiones interiores, como los tormentos, los complejos o los obstáculos psicológicos. Pero hay una esclavitud que es más fuerte que cualquier otra: la del propio yo. El "ego" puede convertirse en un verdugo que tortura constantemente al hombre, procurándole la más profunda de las opresiones que es el "pecado".

No hay descanso para quien vive de la gula y de la lujuria; el ansia de poseer destruye al avaro, el fuego de la ira y la carcoma de la envidia corroen las relaciones; y el egocentrismo del soberbio lo aísla y aleja de los demás. La verdadera esclavitud es la de no saber amar.

El tercer mandamiento es una profecía de Nuestro Señor Jesucristo, que rompe las cadenas interiores del pecado y hace al hombre capaz de amar. En Cristo, el hombre encuentra el descanso de la misericordia y de la verdad que lo hace libre.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española provenientes de España y América Latina, y en particular al grupo de sacerdotes venezolanos, acompañados por el Cardenal Baltazar Porras. Hoy celebramos la fiesta del Santísimo Nombre de María. Pidámosle a nuestra Madre del Cielo que nos ayude a vivir el descanso dominical como un tiempo privilegiado de encuentro con el Señor y con los demás, dejando que el amor de Jesús nos libere de todas nuestras esclavitudes. Que el Señor los bendiga. Muchas gracias.