• Director: José Manuel Vidal
Vaticano
Tumbas de la familia Franco en La Almudena
Calvo ha considerado que "era insostenible una imagen de la democracia española con el dictador en un mausoleo de Estado", y ha recordado que hay "una ley que nos obliga a que no se produzca exaltación a Franco ni a la dictadura"

(Jesús Bastante).- "La decisión de exhumar a Franco la ha tomado el Gobierno, no la Iglesia Católica". La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha desvinculado el futuro encuentro que mantendrá con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, del escándalo por la posible inhumación del dictador en la cripta de La Almudena.

Después de que trascendiera la petición del Gobierno español de reunirse con las autoridades vaticanas, confirmada anoche por la Oficina de Prensa vaticana, Carmen Calvo ha subrayado que el encuentro "no tiene nada que ver, evidentemente", con este tema, sino que más bien se vincula con las tradicionales rondas de reuniones entre un nuevo Ejecutivo y la cúpula de la Santa Sede.

Respecto a lo que ocurra una vez que se proceda a la exhumación de Franco, Calvo ha advertido de que, "como con cualquier otro resto humano", una vez que salgan del Valle de Los Caídos, "le pertenecen a su familia, y su familia decidirá dónde pueden estar o dónde no pueden estar".

Sí es cierto, como aseguran fuentes gubernamentales y eclesiales, que la familia Franco "ha metido un gol por toda la escuadra" tanto al Arzobispado de Madrid como , sobre todo, al Gobierno, que había planteado la cuestión de la exhumación, pero no así del futuro de los restos del dictador. Y teme que no pueda ser posible evitar que el centro de Madrid acoja a la momia de Franco, dentro de la tumba que la familia posee a perpetuidad en la cripta de La Almudena.

 

 

"No podemos ir más allá de donde las leyes de este país, evidentemente, no permiten ir", ha insistido la vicepresidenta, que ha defendido que la decisión del Gobierno de exhumar el cadáver del dictador ha sido "necesaria y urgente", y responde a la petición que "desde hace años" viene recomendando las Naciones Unidas.

A este respecto, ha considerado que "era insostenible una imagen de la democracia española con el dictador en un mausoleo de Estado", y ha recordado que hay "una ley que nos obliga a que no se produzca exaltación a Franco ni a la dictadura".

Respecto a la reunión con el Estado Vaticano, Calvo ha dicho que hay "muchos asuntos" que tratar, y ha añadido que se harán con "tranquilidad".