Religión
El Papa Bergoglio y Santiago Abascal (VOX). EP

Lleva tiempo este Papa, nacido en Argentina, dejando patente que España y los españoles le producen sarpullido (¡Manda huevos!: El Papa Francisco dice que viajará a España 'cuando haya paz').

Quedó claro de nuevo este 31 de marzo de 2019 (El Papa Francisco 'bendice' el Islam y no tiene una palabra en Marruecos para los cristianos perseguidos en tierras islámicas).

Francisco rompió este domingo un paradigma en el modelo de relación de los pontífices con los medios de comunicación (La televisión de los obispos ignora la entrevista al Papa tras ser humillada por el chavista Francisco: "Son medios católicos que ensucian a los demás").

Según esa pauta, reiterada en los últimos años, los titulares de la silla de Pedro concedían entrevistas a medios convencionales y, normalmente, con cuestionario previo.

No es el único de los paradigmas que quiebra el que fuera cardenal Bergoglio. Él es el primer Papa latinoamericano (argentino) y, desde 1415 (renuncia de Gregorio XII), el primero también en siglos que sustituye a un predecesor vivo, tras abdicar Benedicto XVI de la responsabilidad de dirigir la Iglesia católica (España está mucho mejor de que lo que dice este Papa, que no condena la tortura en la Venezuela chavista).

La entrevista -inédita- alcanzó una cuota de audiencia muy alta: el 21% del 'share' y cuatro millones de espectadores (Papa Francisco: "Yo no creo que sea un sacrilegio llamar Dios a Messi").

Superó por mucho los porcentajes habituales del programa 'Salvados', de Jordi Évole. El éxito de La Sexta es, por lo tanto, doblem y paralelamente supone un palo brutal para los meapilas de Trece TV, la COPE, La Razón e incluso ABC, que llevan años mirando para otro lado cada vez que el Sumo Pontífice suelta alguna de las suyas contra España.

El Papa Francisco aludió directamente a los medios de la Iglesia en España embistiendo a la muleta que le puso Jordi Évole al respeto.

"Conozco algunos medios de España que son católicos de misa y no hacen más que ensuciar a los demás"

Como no es probable que se refiriera a las hojas parroquiales, ni a Alfa y Omega, ni a Cadena 100, a efectos prácticos sólo había dos medios cuya popularidad podía llegar a El Vaticano por difusión e influencia y a quienes se había acusado de ensuciar por parte de sus enemigos: los programas políticos de la Cadena COPE y las tertulias políticas de Trece.

Sobre eso, en concreto, no ha hablado Santiago Abascal, aunque flotaba en el ambiente.

El presidente de VOX ha señalado que, como católico, siente un profundo respeto por el Papa Francisco y trata de escucharle cuando habla ex cátedra (desde el cargo que ostenta), pero ha matizado que "si habla el ciudadano Bergoglio y da sus opiniones políticas, las respeta pero no tiene porqué compartirlas".

Así se refería Abascal, en una entrevista en EsRadio, a las declaraciones que hizo el Papa Francisco en la entrevista de la Sexta, en la que cargó duramente contra los que quieren construir muros.

VOX propone que se levanten sendos muros en Ceuta y Melilla. Para Abascal, la cultura, las identidades y las naciones se preservan garantizando que la inmigración llegue de manera ordenada, y ha apuntado en respuesta a Francisco que él suele llevar el catecismo encima, y en él se dice que hay que acoger al inmigrante pero también habla de que estos tienen deberes, y han de adaptarse a las normas y cultura de esas sociedades a las que llegan.

"Mi respeto pero mi diferencia con el Papa".

Abascal, quien ha reconocido que se ha prodigado poco en entrevistas en medios de comunicación, ha señalado que han atendido menos de las que les han pedido porque en la formación tienen "muchas cosas que hacer" y que el hecho de que Vox "haya triunfado" tiene más que ver con las redes sociales que con los medios de comunicación.

En cuanto a la propuesta de levantar un muro en Ceuta y Melilla, ha defendido que con esto se eliminarían las concertinas y se evitaría que los inmigrantes saltaran y se lastimaran (¿No ha pensado Santo Padre que Ceuta y Melilla merecen tener fronteras tan seguras como las del Vaticano?).

Para el líder de Vox, ese muro serviría para parar "la avalancha" y ha apuntado que debe ir acompañado de medidas que corten con el efecto llamada.

"Quien entre será expulsado, mientras eso no cuaje hay que fortalecer las fronteras".

En este punto, ha incidido en que ese muro quizá debiera pagarlo Marruecos o los partidos políticos de las naciones europeas responsables del efecto llamada.

Así, ha aprovechado para añadir que si "el marqués de Galapagar" (por Pablo Iglesias) quiere estar protegido en su hogar, "los españoles no tienen menos derecho".

"No hay duda de que Marruecos debe colaborar en la construcción de ese muro", ha insistido, para añadir que sería una muestra de buena vecindad.

Además, Abascal ha acusado al presidente del Gobierno socialista de acabar con el Acuerdo de Schenguen gracias al efecto llamada de sus medidas sobre inmigración.

A pesar de proponer este muro con Marruecos, el líder de Vox se ha mostrado convencido que habrá migrantes que apoyen a Vox porque defienden que los nacionalizados tienen los mismos derechos. A esto, ha sumado que en sus actos hay inmigrantes, mujeres, homosexuales, catalanes y vascos. "Todo lo que se dice entorno a Vox es una caricatura".