Salud
Cómo ponerse la copa menstrual

Qué es la copa menstrual

La copa menstrual es un producto exclusivo para mujeres que almacena la sangre del periodo con total comodidad e higiene. Como los tampones, la copa menstrual también se coloca en el interior de la vagina, con la diferencia que el tampón absorbe la sangre mientras que la copa la acumula. Este mecanismo, además de ser una alternativa respetuosa con el medio ambiente, es mucho más beneficioso para tu salud y también tu economía.

Ventajas de usar la copa menstrual

El éxito de la copa menstrual se basa en las ventajas que esta ofrece. Y es que, más allá de ser una alternativa ecológica, práctica y cómoda, la copa menstrual es un método de ahorro.

La copa menstrual es amiga del medio ambiente

La conciencia social de cuidar y respetar el medio ambiente es una realidad cada vez más extendida. Aunque quede mucho trabajo por delante, los pequeños gestos rutinarios son los que están a nuestro alcance y con los que podemos contribuir a esta tarea social. Respecto a nuestra higiene íntima, lidiar con el periodo menstrual cada mes a base de tampones y compresas, genera un gran impacto en nuestro ecosistema. Solventar este hecho está en nuestras manos, ya que disponemos de un recurso mucho más ecológico: utilizar la copa menstrual, un recurso reutilizable. Lo que significa que, con ella, cada vez que tenemos la regla no generamos ningún residuo en comparación con el usar y tirar constante de los tampones y las compresas.

Ahorrar durante la regla es posible

Además de las molestias físicas y hormonales que ésta puede causar, una de las quejas más comunes de las mujeres respecto a la regla es el coste que requiere lidiar con ella. Y es que, durante cada regla una mujer gasta, aproximadamente, una caja de tampones/compresas. Lo que supone un gasto mensual de 4€, en el caso de España, suponiendo un gasto total de 48€ al año. En cambio, puedes hacerte con una copa menstrual de calidad y certificada por tan sólo 16,99€ con la ventaja de poder usarla hasta 10 años seguidos, lo que supone un gasto de 0,20€ por mes durante este periodo, en comparación con los 480€ de usar tampones y compresas durante 10 años. La diferencia de precio es un beneficio evidente. Ahora bien, para que la copa dure hasta 10 años seguidos, requiere un poco de mantenimiento: lavarla con agua y jabón neutro cada vez que se vacía durante la regla y ponerla en agua hirviendo al final de cada periodo durante 3’.

Utilízala hasta 12 horas seguidas

Una de las muchas ventajas de este recurso es la capacidad de almacenaje de la sangre hasta 12 horas seguidas sin tener repercusiones en la salud íntima. De nuevo, los tampones salen perdiendo al lado de la copa menstrual, ya que sólo se recomienda usar los tampones hasta durante 6 horas seguidas. Además, muchas mujeres han sido diagnosticadas de Síndrome del Shock Tóxico (SST) y se les ha relacionado con el uso de los tampones.

Cómo usar la copa menstrual

Al ser una alternativa menos conocida, son muchas las dudas alrededor del uso de la copa menstrual. Una vez explicadas las múltiples ventajas de la copa menstrual, vamos a aclarar cualquier duda sobre el uso de la copa.

Cómo colocar la copa menstrual

Está claro que para introducir la copa menstrual en la vagina debemos manipularla reduciendo su diámetro y que quede ajustada en las paredes vaginales. Hay varias formas reducir su tamaño como los tampones, como por ejemplo las 3 siguientes:

Con cualquiera de estos tres modos, la copa menstrual se hará más pequeña y ponerla será tan fácil como ponerse un tampón. Para saber que la copa menstrual queda dentro, está colocada como debe ser y así asegurarte que hace el efecto vacío, comprueba que no se mueve estirando del ‘rabito’ de la copa, sin ejercer mucha fuerza.

Cuándo vaciar la copa menstrual

A parte de las 12 horas de recambio recomendado, no hay una norma establecida para vaciar la copa menstrual, ya que la cantidad de flujo es distinta en cada mujer. Igual que en su tiempo aprendiste cómo reacciona tu cuerpo ante los tampones, a medida que tengas más experiencia con la copa vas a ver cómo se comporta tu flujo y sabrás cada cuánto tiempo debes vaciar la copa menstrual.

Extraer y volver a usar la copa menstrual

Sacarse la copa sin parecer que has cometido un crimen es posible. Aunque por su forma pueda parecerlo, la copa no se extrae igual que los tampones estirando del rabito que sobresale. ¡No lo hagas! Con la copa menstrual tirar del rabito no te servirá de nada, es más, podría llegar a ser doloroso. Ya que la copa sigue haciendo el efecto vacío y lo que debemos hacer es que entre un poco de aire en la vagina para anular este efecto. Para hacerlo es tan sencillo como apretar con un dedo en la base de la copa haciendo el movimiento pinza y sólo faltará sacarla poco a poco controlando la estabilidad de la copa para que el flujo no se derrame.

Utilizar la copa fuera de casa

Cada menstruación es diferente. Con más o menos síntomas, algo que tienen en común todas las reglas es el tener que equiparte con todo lo que necesitas para lidiar con ella e ir con cuidado de no manchar. La copa menstrual es muy práctica de llevar encima por si te baja el flujo menstrual en cualquier momento. Pero es cierto que a la hora de tenerla que vaciar, si te pilla en un sitio público puede ser un poco incómodo. En este caso, lo que debes hacer es buscar un baño con pica incluida y así vaciarla y limpiarla como si estuvieras en casa. Un truco para garantizar una buena higiene es llevar contigo alguna toallita húmeda para lavarte las manos y/o la copa sea donde sea.

Cómo elegir la copa menstrual

El dilema más común que se presenta una vez convencida de que la copa menstrual es una alternativa con muchas ventajas es qué tipo de copa menstrual comprar y qué talla necesitas.

Tallas de la copa menstrual

Respondiendo a tres preguntas básicas ya puedes saber qué copa menstrual necesitas. Por lo general, si tienes menos de 30 años se recomienda el uso de la copa de talla pequeña. Mientras que si tienes 30 años o más, se recomienda el uso de la copa menstrual de talla grande. Otro aspecto a tener en cuenta es si has tenido hij@s o no. En el caso de haberlos tenido por parto vaginal, seas mayor o menor de 30 años necesitarás la copa menstrual de talla grande. En caso de haber sido por cesárea y tener menos de 30 años deberás elegir la talla pequeña. El último requisito imprescindible a tener presente a la hora de elegir la talla de la copa es el estado de tu suelo pélvico: aunque tengas más de 30 años y por lo tanto te corresponda usar la copa menstrual de talla grande, si no has tenido hijos, puede ser que necesites la talla pequeña si entrenas de forma regular tu suelo pélvico con bolas chinas y/o ejercicios kegel. Aun así, como todo hay excepciones y, igual que no hay una mujer igual, no hay una vagina igual. Por ello, a la hora de comprar la copa menstrual, debes tener en cuenta las posibles peculiaridades que puedas tener.

Dónde comprar la copa menstrual

Desde que la copa menstrual acapara tantas miradas, no sólo las farmacias las venden, sino que son muchos los sex shops y tiendas online especializadas las que ofrecen una gran variedad de copas menstruales. Con este amplio catálogo, elegir qué copa menstrual comprar puede ser una odisea. Aunque no sea de la marca Lily Cup, o Mooncup, puedes encontrar copas de calidad a precio muy económico. Sea del color que sea, lo importante a tener en cuenta a la hora de comprar una copa menstrual es que sea de la talla adecuada, esté fabricada con silicona médica hipoalergénica y no contenga pesticidas ni blanqueadores. Sabiendo esto, podrás disfrutar de una vida ecológica, cómoda y práctica gracias a la copa menstrual.