Salud
Hombre, mujer y cerebro. XY

Un equipo de investigadores afirma haber dado con el punto exacto del cerebro que podría ayudar a mejorar el estado de ánimo en personas con depresión crónica.

Se trata de la corteza orbito frontal lateral (también conocida como OFC, por sus siglas en inglés), una de las regiones cerebrales más estudiadas pero menos comprendidas de nuestra materia gris.

Ahora, un nuevo artículo publicado en la revista 'Current Biology' (Cell Press) sugiere que la estimulación cerebral profunda de esta área podría ser clave para que las personas que sufren de depresión resistente al tratamiento puedan mejorar su estado emocional.

Este hallazgo, además, contribuye a reforzar la idea de que los trastornos del humor no son ni más ni menos que el resultado de una disfunción de los circuitos del cerebro y no un desequilibrio químico, como se creía hasta tan solo unos años. 

"La estimulación indujo un patrón de actividad en las regiones del cerebro conectadas a la corteza orbito frontal lateral que era similar a los patrones observados cuando los pacientes experimentan de manera natural estados de ánimo positivos", explica Vikram Rao, investigador de la Universidad de California, en San Francisco, y autor principal de este nuevo estudio. 

"Nuestros hallazgos sugieren que la OFC es un nuevo y prometedor objetivo de estimulación para el tratamiento de los trastornos del estado de ánimo".

Investigación en curso

En este estudio pionero se han tomado como muestra un total de 25 pacientes epilépticos que, como parte de su tratamiento para lidiar con las convulsiones, eran candidatos a la implantación de electrodos en diferentes áreas del cerebro.

Todos los participantes en este nuevo estudio también mostraban síntomas de depresión, por lo que los investigadores decidieron aprovechar la oportunidad para estudiar esta nueva técnica de estimulación cerebral.

Estudios anteriores habían tanteado el uso de la conocida como 'estimulación cerebral profunda' (DBS, por sus siglas en inglés)  para tratar algunos trastornos del estado de ánimo. 

Pero hasta ahora, sin embargo, su éxito o fracaso quedaba condicionado por la zona del cerebro en el que se aplicaban los electrodos. En este caso, los investigadores centraron su atención en la corteza orbitofrontal latetal (OFC), una región cerebral considerada clave para los circuitos relacionados con el estado de ánimo. 

La estimulación de esta área del cerebro, según informan los investigadores en su nuevo artículo, acabó produciendo una mejoría del estado de ánimo de los pacientes con depresión. En esta misma línea, también se pudo observar que los cambios en la actividad neuronal que habían experimentados los pacientes del estudio se asemejaban a los que se podrían encontrar en las personas que están de buen humor.

Una nueva oportunidad

Según explican los investigadores, los hallazgos obtenidos en este nuevo estudio demostrarían que el estado de ánimo puede mejorar de manera inmediata mediante la estimulación eléctrica focalizada en un área muy pequeña del cerebro. En este sentido, los expertos recuerdan que, aunque quede mucho trabajo para hacer en la validación de esta nueva técnica, la estimulación podría llegar a incorporarse en la práctica clínica rutinaria.

El siguiente paso de la investigación será ver si esta mejora del estado de ánimo pudiera mantenerse estable en el tiempo y permanecer durante periodos de tiempo más largos.

"En última instancia, sería ideal si la actividad en los circuitos cerebrales relacionados con el estado de ánimo pudiera normalizarse indefinidamente sin que los pacientes tuvieran que hacer nada"