Salud

España ha registrado en el 2017 un total de 391.930 nacimientos, el número más bajo desde el año 1999, mientras que la tasa de natalidad se sitúa en 8,4 nacimientos por cada mil habitantes y es la más reducida de toda la serie histórica (España sufre la tormenta demográfica perfecta: emigración, envejecimiento y baja natalidad).

De la misma forma que la recuperación de la crisis se ha notado más en los datos macro que en la capacidad adquisitiva de los españoles, la fecundidad tampoco ha experimentado ningún repunte, y no ha dejado de caer desde el 2008.

No deja de tener lógica que haya seguido una evolución más parecida a la de los salarios que a la del PIB.

Así lo reflejan los datos de la encuesta sobre 'Movimiento Natural de la Población' que este martes publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), y que ponen de manifiesto, asimismo, la pérdida de población registrada en España durante el año pasado, con un saldo vegetativo negativo (la diferencia entre nacimientos y muertes) de 31.245 personas.

El 'baby boom' de los años 60 y 70 llegó en España hasta 1976, cuando nacieron 677.456 niños. Desde entonces, la crisis de la natalidad hizo descender año tras año el número de nacimientos, tocando fondo entre 1991 y el año 2000, periodo en que en ningún ejercicio se alcanzaron los 400.000 anuales, según elperiodico

Pero entonces llegó la recuperación demográfica, de la mano de una mejoría de la situación económica y de la llegada de población inmigrante con un índice de fecundidad mayor que el de las españolas.

VÍDEO DESTACADO: ¿Qué debes comer si estás embarazada?