Salud
Lacasitos EE

Debemos tener claro que el azúcar está presente en gran parte de los alimentos que consumimos a diario y no solo en los granitos que le añadimos al café (La ciencia revela qué dieta quema más calorías).

Aunque durante muchos años el azúcar ha estado presente en nuestra dieta, hoy lo vemos como uno de los peores ingredientes de la vida moderna (Los 5 alimentos que engordan más y que deberías eliminar de tu dieta ).

La causa de este cambio de perspectiva son los efectos dañinos que el azúcar tiene en nuestro organismo y que contribuyen a la aparición de varias enfermedades. (¿Azúcar o miel cuál engorda menos?)

Estos son los alimentos con más azúcar, según mejorconsalud:

Turrón de chocolate Suchard.

Con la llegada de la Navidad, las estanterías de los supermercados se llenan de todo tipo de variedades de turrones. El turrón de chocolate es tal vez uno de los productos que más azúcar contiene. Una tableta como ésta de la marca Suchard tiene 130 gramos de azúcar (unos 32 terrones de azúcar) en 260 gramos de producto, según recoge José Andrés Gómez en El Español. (Descubren que consumir azúcar solo en las horas más activas del día evita sus efectos nocivos)

"Tenemos que diferenciar los turrones tradicionales, como el de Jijona, que tiene más o menos un 30% de azúcar, de los turrones más modernos, que son variedades tipo praliné o chocolate. Estos pueden llegar a tener hasta un 70% de azúcar", asegura Antonio R. Estrada, impulsor de Sinazucar.org, el proyecto a través del cuál revela el azúcar libre que hay en los alimentos que consumimos.


Turrón de chocolate con Lacasitos.

Tal y como explica Estrada, los turrones elaborados con chocolate blanco, coco, polvorones y hasta mojito, no son lo que tradicionalmente se conoce como turrón. Legalmente son "turrones diversos". Esto es: "Masas obtenidas por amasado, con o sin cocción, de almendras que podrán sustituirse total o parcialmente por cualquier otro fruto seco, pelado o con piel, crudo o tostado y otras materias básicas e ingredientes, con miel y/o azúcares en sus distintas clases y derivados". Lo explica Beatriz Robles, dietista-nutricionista y experta en seguridad alimentaria, en un ilustrativo post en su web.

Así, una tableta de turrón de chocolate con Lacasitos (200 gramos) tiene 140,6 gramos de azúcar, que equivalen a 35 terrones de azúcar. Es decir, casi el 70% del producto es azúcar. "Son denominados turrones, pero básicamente son preparados a base de azúcar y ciertos aromas que le dan sabor", remacha Estrada.

Alfajor de dulce de leche.

Las estanterías de los supermercados se llenan estos días también de otros dulces como los polvorones, los mazapanes y los alfajores. Para su elaboración casera siempre se han utilizado ingredientes como la pasta de almendras, nueces y miel. Sin embargo, en la fabricación a nivel industrial se emplean también grasas animales como la manteca de cerdo, cuyo consumo habitual es poco recomendable.

La industria ha desarrollado también variedades "light" y "sin azúcar". ¿Son opciones saludables? No. La denominación "light" indica que un producto ha reducido un 30% uno o más nutrientes con respecto al original. Es decir puede haber reducido un 30% la grasa o la energía, pero ser igualmente un producto poco saludable.


Ferrero Rocher

Los bombones son el otro gran protagonista de la Navidad. Los hay de todos los tipos, clases y colores. Podrían ser una opción a considerar si estuviesen elaborados íntegramente con chocolate con un 85% de cacao y no incluyesen licores, cremas, rellenos y demás. Que en una caja de bombones se indique que están elaborados con chocolate puro o negro no significa absolutamente nada, tal y como ya explicamos en otro artículo en EL ESPAÑOL. De hecho, son reclamos que utilizan las marcas y que suelen llevar a engaño.

"No existen bombones en el mercado que tengan un 85% de cacao", explica Estrada. "Además, que se indique que unos bombones están elaborados con chocolate con 85% de cacao no quiere decir que el 85% del bombón sea cacao", añade el creador de Sinazucar.org. De hecho, puede que el relleno contenga una gran cantidad de sacarosa. En este caso, cuatro Ferrero Rocher (50 gramos), contienen 20 gramos de azúcar, que equivalen a 5 terrones.


Carbón dulce.

Es un clásico del Día de Reyes. Este dulce que se regala a los niños es, simple y llanamente, puro azúcar. Tal y como explican en Sinazucar.org, 100 gramos de este producto contienen 96 gramos de sacarosa. En román paladino: el 96% de esta golosina es azúcar, y su contenido equivaldría a unos 24 terrones.


Roscón de reyes con nata.

Se trata de otro de los clásicos de la Navidad. Este bollo dulce con forma de circunferencia, que incluye fruta escarchada, se debería servir tradicionalmente el 6 de enero. La realidad, sin embargo, es bien distinta. En prácticamente todos los supermercados y pastelerías del país se puede encontrar ya el Roscón de Reyes. Ocurre lo mismo con los polvorones, el turrón, o los mazapanes, que son alimentos típicos navideños y, sin embargo, se venden desde el mes de octubre hasta el mes de febrero.

"Las celebraciones tradicionales de Navidad son pocas: Nochebuena, Nochevieja, Reyes... Un consumo esporádico como postre en estas celebraciones no es un problema. Lo que sí supone un problema es que empezamos a consumir estos dulces en noviembre", explica Estrada. "En muchos hogares hay una bandeja repleta de turrones y mazapanes que está al alcance de la mano, y pasan de ser un postre navideño a un consumo de temporada que se alarga durante meses". En este caso, una porción de Roscón de Reyes con nata (140 gramos) contiene 28 gramos de azúcar, lo que equivale a siete terrones.


Baileys.

La gran mayoría de cenas y comidas de Navidad se terminan con el clásico "licor digestivo": una crema de orujo o un orujo de hierbas. En realidad, este tipo de bebidas no tienen propiedades digestivas. Se trata de una creencia popular que no tiene ninguna base científica. Es más, el consumo de alcohol después de una comida copiosa puede perjudicar la digestión (además de todos los riesgos asociados que trae consigo el alcohol).

Pero la cosa no acaba aquí, este tipo de bebidas también tienen azúcar. En este caso, 100 mililitros de Baileys contienen 20 gramos de azúcar, lo que equivaldría a cinco terrones de azúcar. "La normativa europea exime a los productos con más de 1,2 grados de alcohol de declarar sus ingredientes y su información nutricional, así que es muy difícil saber con qué se han elaborado", confirma Estrada.