Salud
Natalie Kunicki RS

Nos encontramos ante uno de esos casos que nadie se pensaría que pudiera pasar, pero la salud es muy caprichosa. (Una mujer sufre un derrame cerebral mientras le practicaban sexo oral)

La noche del pasado 4 de marzo, Natalie Kunicki, de 23 años y paramédica del servicio de ambulancias de Londres, estaba en casa viendo una película junto a una amiga tras haber salido de fiesta.

En un momento dado, estiró el cuello y oyó un crujido, aunque no le dio mucha importancia. Pasados unos 15 minutos, se levantó para ir al baño y cayó al suelo: no podía mover su pierna izquierda, según ABC.

Según Daily Mail, la joven pensaba que su parálisis era fruto de la bebida o de alguna droga, pero el servicio de emergencias que le atendió confirmó que su coordinación era casi nula y que tenía la presión arterial muy elevada. (Carlos Sobera revela que su mujer Patricia ha sufrido un derrame cerebral)

Una vez en el hospital, los médicos le diagnosticaron una rotura en la arteria vertebral, causada por el estiramiento de cuello, que le provocó un derrame cerebral y la posterior parálisis temporal del lado izquierdo de su cuerpo.

Pese a su rareza, la bibliografía médica recoge otros casos de disección espontánea de la arteria vertebral asociada a ictus en pacientes jóvenes.

Kunicki se sometió a una cirugía de emergencia: la arteria fue reparada y el lado izquierdo de su cuerpo está recuperando su movilidad de forma progresiva.

El hermano de la joven ha creado una campaña de crowdfunding para colaborar en la recuperación, recaudando más de 3.600 libras (unos 4.200 euros) en algo más de un mes.