Salud

Según los expertos, las relaciones modernas se "oxidan" antes de lo que solían hacerlo las parejas, porque sus vidas se interponen en el camino de la relación cotidiana, y es más probable que las parejas se asienten más pronto de lo que lo hicieron alguna vez.

"La diferencia es que antes si se 'oxidaban' continuaban con sus relaciones en vez de terminarlas o hacer algo al respecto", explicó a Infobae Santiago Gómez, psicólogo del Centro de Psicología Cognitiva.

Lo primero que debemos saber que es que en el deseo influyen muchas cosas, no solo el tiempo que se lleva con la pareja, ni el apego que tengamos. También pueden ser vitales el estado emocional, el estrés laboral o del hogar, la comunicación, el tiempo de calidad de pasemos juntos, las aficiones comunes o nuestra propia autoestima. Además, según los expertos, hay personas y parejas a las que les es más fácil mantener la llama encendida que a otras.(Así son las 5 etapas del amor; la mayoría no supera la tercera)

Aquellas parejas que mantienen el fuego vivo, dice la también sexóloga Ruth González, "saben y dedican tiempo a dialogar, comunicarse y resolver conflictos". Esta podría ser una de las claves, explica González: "Hablan desde el yo y no desde el tú, expresando cómo se sienten y lo que piensan. Sin atacar ni utilizar palabras como nuca o siempre y sí utilizando palabras como por favor, gracias, lo siento y te quiero".(Adicta al sexo confiesa el lado más íntimo de su vida)

Otro punto importante, según elpais añade González, es el reparto de las tareas del hogar: "Hace que haya un sentimiento de equipo y equidad, que no haya más carga por parte de un miembro y que luego esto pueda repercutir en enfados y cansancio". Por último, suelen ser aquellas parejas que "se elogian, admiran, mantienen el afecto, se besan, se acarician y se abrazan también fuera de lo que es relación sexual".