Salud

Los suicidios son eventos trágicos que marcan para siempre la vida de las personas que le sobreviven al suicida, los cuales usualmente son tomadas por sorpresa y quedan con un sentimiento de culpa. Por eso, entender las razones que lo motivan pueden ayudar a los deudos a sobrellevar el duelo.

Pero ¿qué lleva a una persona a tomar una decisión irreversible? De acuerdo al médico Alex Lickerman, escribiendo para Psychology Today, existen principalmente 6 razones por las cuales una persona se suicida.(Así funciona la cápsula de suicidio, el sofisticado método australiano para quitarse la vida)

Depresión

Esta es la razón más común, dice Lickerman,

"La depresión severa siempre está acompañada por una sensación generalizada de sufrimiento, así como la creencia de que escapar de ella es desesperada", afirma el doctor, quién también es autor. "El dolor de la existencia a menudo se vuelve demasiado para que las personas gravemente deprimidas puedan soportarlo. El estado de depresión distorsiona su pensamiento", añade.

Sin embargo, debido a que la depresión es casi siempre tratable, todos debemos tratar de reconocer su presencia en nuestros amigos cercanos y familiares. A menudo la gente sufre con esto en silencio, planeando el suicidio sin que nadie lo sepa.

Psicosis

Lickerman afirma que los pacientes psicóticos pueden tener voces internas que a menudo ordenan la autodestrucción por razones difíciles de entender. "Es probable que los esquizofrénicos hablen libremente sobre las voces que ordenan que se suiciden, y también, en mi experiencia, que den respuestas honestas sobre pensamientos suicidas cuando se les pregunta directamente", explica.(Atrapan a un yihadista que planeaba un atentado suicida contra la Semana Santa de Sevilla)

Pero el médico añade que, al igual que con la depresión, la psicosis es tratable y, por lo general, debe tratarse para que un esquizofrénico pueda funcionar. "La psicosis no tratada o mal tratada casi siempre requiere ingreso hospitalario en una sala cerrada hasta que las voces pierden su poder de mando", agrega.

Impulsividad

Algunas personas relacionadas con las drogas y el alcohol a menudo entran en estados de impulsividad e intentan terminar con sus propias vidas según N+1. Pero, "una vez sobrios y calmados, estas personas generalmente se sienten enfáticamente avergonzadas", explica el galeno.

"El remordimiento es a menudo genuino, pero es imprevisible que intenten o no suicidarse alguna vez. Pueden volver a intentarlo la próxima vez que se emborrachen o droguen, o nunca más en su vida. Por lo tanto, no se suele indicar el ingreso al hospital", agrega. Por eso, lo ideal es que se ataque agresivamente el origen del problema: el abuso de sustancias.

Están pidiendo ayuda y no saben cómo obtenerla

Estas personas usualmente no quieren morir, pero sí quieren alertar a quienes les rodean de que algo está muy mal. "A menudo no creen que van a morir, y eligen métodos que no creen que pueden matarlos para atacar a alguien que los ha lastimado, pero a veces están mal informados", explica Lickerman.

El deseo filosófico de morir

"La decisión de suicidarse para algunos se basa en una decisión razonada, a menudo motivada por la presencia de una enfermedad terminal dolorosa de la que existe poca o ninguna esperanza de indulto", dice Lickerman. Estas personas no están deprimidas, no son psicóticas, no están ni piden ayuda. Están tratando de tomar control de su destino y aliviar su propio sufrimiento.

Estas personas a menudo ven su elección de suicidarse como una forma de acortar una muerte que ocurrirá a pesar de todo. Por eso, el autor cree que "si dichas personas son evaluadas por un profesional calificado que puede excluir de manera confiable las otras posibilidades por las que se desea el suicidio, se debe permitir que estas personas mueran por su propia cuenta". Un caso conocido fue el del biólogo David Goodall.

Por error

Este es un fenómeno reciente y trágico en el que los jóvenes típicamente coquetean con situaciones extremas como falta de oxígeno o por jugar con armas. Frente a este tipo de escenarios "la única defensa contra esto, me parece, es la educación", finaliza Lickerman.