Salud

Uno de cada cinco estudiantes universitarios estadounidenses sufre de trastornos de ansiedad, esto podría convertirse en una epidemia según unos científicos del Berkeley Institute for the Future of Young Americans. Tras realizar unos estudios concluyeron que desde 2008 la ansiedad en los estudiantes se ha duplicado y las razones pueden ser el uso excesivo de dispositivos digitales, las redes sociales y el estrés financiero.

Este es uno de los problemas sociales más complicados de los últimos tiempos. "Sabemos que cuando las tasas se duplican en un período de ocho años, del 10 al 20%, se puede llamar una epidemia", dijo Richard Scheffler, uno de los investigadores del estudio. Los resultados completos serán publicados a fines de setiembre.

Es importante mencionar que este incremento podría representar una subestimación, ya que solo se analizó a aquellos que habían sido diagnosticados o padecían de ansiedad. Además, debemos tomar en cuenta que muchas personas no acuden a tratarse por no tener los medios económicos para hacerlo o por el estigma asociado a las enfermedades mentales.

Nueve años de información

Para poder observar los niveles de ansiedad, los científicos revisaron nueves años de datos de dos encuestas: National Health Health Assessment y National Longitudinal Survey of Youth. Ambas analizan el bienestar de los estudiantes. Además, se entrevistó a 30 estudiantes de la Universidad de California, quienes afirmaron tener ansiedad.

Luego de revisar los datos, se descubrió que los estudiantes, cuyas familias tienen problemas para pagar cuentas, son tres veces más propensos a sufrir de ansiedad. Por otro lado, según N+1 quienes pasaron 20 horas en sus redes sociales mediante un dispositivo digital, tenían 53% más probabilidades de padecerla que quienes pasaban menos de cinco horas a la semana.

Esto último estaría relacionado con que los estudiantes ven por las redes sociales lo que sus compañeros hacen, en donde muestran lo bien que les está yendo. "Las personas tienden a publicar cosas en las redes sociales que las hacen lucir bien, de modo que quien las mira tiene una visión sesgada de lo que hacen los demás y piensa que le está yendo peor", afirma Scheffler.

Repercusiones a futuro

Es normal que los estudiantes universitarios sufran niveles de ansiedad, ya que estos se asocian al paso a la edad adulta y las presiones relacionadas al éxito. Sin embargo, el equipo detectó "otro nivel" de ansiedad, la cual afecta directamente el futuro de estos jóvenes.(¿Sabías que las personas con ansiedad tienen un mejor pronóstico en caso de infarto?)

El análisis a largo plazo demostró que aquellos que sufren de ansiedad en la universidad perciben un 11% menos de ingresos que sus otros compañeros, tienen tres veces más probabilidades de abusar de drogas y visitan con mayor frecuencia la sala de emergencias. Según Scheffler, esto estaría costando aproximadamente 3 mil millones de dólares al año en gastos médicos asociados.(El estrés y la ansiedad ayudan a que las personas procesen mejor las malas noticias)

"Lo que estamos viendo cada año es que el nivel [de ansiedad] en el que comienzan estos estudiantes es más alto que el año anterior", explicó Scheffler. También destacó la importancia de campañas de sensibilización en los campus universitarios para poder ayudar a aquellos que sufren ansiedad y trastorno de pánico.

Estos resultados tienen relación un estudio previo que indicaba que los jóvenes que sufren más trastornos psicológicos, depresión y tendencias suicidas que las generaciones anteriores. Este estudio en su momento también indicó que una de las razones era la creciente influencia de las redes sociales sobre sus vidas.