Cuando ‘l’amour ‘ es una cursilería, por J.C.Deus

El afamado director francés Luc Bondy viene al festival de otoño de Madrid con dos obras: el clásico contemporáneo ‘Las Criadas’ de Jean Genet, y la comedia decimonónica ‘La seconde surprise de l´amour’ (La segunda sorpresa del amor) de Pierre Carlet de Chamblain de Marivaux (1688-1763), un especialista en enredos y amoríos, oscurecido en su tiempo por Molière, y recuperado el siglo pasado en su país sin especial motivo. Un director teatral no puede juzgarse por un montaje. Por eso, aunque no nos gustó nada esta pesadísima obra, el texto pretencioso de Marivaux y el montaje banal de Bondy, tendremos oportunidad de desdecirnos en cuanto a este último la semana que viene con su visión de Genet.

No pude conectar con el texto de Marivaux, son parloteos dieciochescos que están bien en el olvido. Pero es que el montaje de Luc Bondy tampoco nos lo facilitaba. Así, se juntaban la trivialidad del inacabable texto con un tufillo en escena que sería ‘posh’ en inglés, ‘mignon’ en francés, y quizás ‘finolis’ en castizo. Ambas cosas se retroalimentan en un producto cultural probablemente muy francés, muy fino, pero muy cargante. El protagonista es un imposible bigardo con pantaloncitos ceñidos y gestos coquetos. Monsieur Hortensius es también un dechado manierista. Las dos jóvenes protagonistas son mejores, y también el criado y el señor conde. Pero la ambientación del enredo amoroso sólo hace pensar en los peores tópicos del Paris de la France. No soy antifranchute pero tampoco afrancesado como el actual presidente español y su entorno. Cuando lo francés atufa, lo hace como la más deplorable españolada. Aquello demasiado cursi, esto demasiado crudo. Ni lo uno ni lo otro, s’il vous plaît.

La inacabable trama comienza con los suspiros de una dama. “No hay consuelo para mí”, dice la Marquesa viuda. También el Caballero ha perdido a la mujer que ama. Ambos se encuentran, se hablan, se compadecen y por uno de esos deslices tan comunes a la especie humana, se enamoran… Oh, là, là, l’amour! Decía Bondy hace unos días que lo mejor de Marivaux es cómo escribe el francés. Y eso explicaría por qué fuera de Francia y al margen del autoculto a que tan dados son los franceses, resulte pesado y reiterativo. Las risas, los llantos y los malentendidos de Marivaux son muy de 1727, un inmenso entramado emocional que no termina jamás, que durmió a mi vecino de asiento, que produjo un continuo goteo de fugas y que no vació la sala gracias al estratégico recurso de suprimir el entreacto.

De renombre internacional, el Théâtre Vidy-Lausanne se ha constituido desde hace años como una de las principales instituciones culturales de Suiza, con una treintena de espectáculos al año en un amplio repertorio de registros. Peter Brook, Heiner Goebbels y otros han presentado sus espectáculos en esta institución prestigiosa. Trae a esta edición del festival de otoño madrileño ni más ni menos que cuatro espectáculos.

Luc Bondy opina que Marivaux antes de Freud ya había estudiado los mecanismos del orgullo, del narcisismo, el miedo a ser poseído y a ser rechazado. Que muestra cómo la atracción entre los sexos está sujeta a ciertas leyes que se repiten en todas las relaciones entre seres que se desean, que describió los sentimientos que los adolescentes viven sin ser conscientes, que sus personajes se manipulan unos a otros para llegar a soluciones aparentemente felices. Peut-être.

Marivaux y Bondy están presos de la forma, el autor del idioma, el director de la postal que ha construido en el escenario. Y el problema se agudiza con subtítulos, en una obra de texto tan prolijo y absoluta falta de acción. Como decimos, hace poco que la Marquesa se ha quedado viuda. “No hay consuelo para mí”, le asegura a su estupefacta criada. Repentinamente, también el Caballero ha perdido a su amor. Angélique, reclusa en un convento para evitar un matrimonio obligado, no será jamás suya y él decide “encerrarse en lo más oscuro de su provincia para terminar allí con una vida que le pesa demasiado”. Puestos en presencia el uno del otro por un motivo casi anodino, ambos se descubren. Y ahí, exactamente, surge una cuestión que parece haber fascinado a Marivaux: ¿cómo nace el amor? Sí, ¿cómo a partir de una amistad consigue Cupido clavar su flecha? Pues me temo, pese a Marivaux y Bondy, que con atracción sexual, con tentación y deseo, con instintos desatados y no sólo con florituras dialécticas.

FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA
LA SECONDE SURPRISE DE L´AMOUR de Marivaux
ESTRENO EN ESPAÑA
Théâtre Vidy-Lausanne
Centro Dramático Nacional, Teatro Valle-Inclán

Home


Día 31 de octubre a las 20.30 horas
Día 1 de noviembre a las 20.30 horas
Día 2 de noviembre a las 19.30 horas

Dirección: LUC BONDY

Interpretación:
PASCAL BONGARD
AUDREY BONNET
ROGER JENDLY
ROCH LEIBOVICI
MICHA LESCOT
MARIE VIALLE

Asistente de dirección: SOPHIE LECARPENTIER
Dramaturgia: DIETER STURM
Decorado y luces: KARL- ERNST HERRMANN
Asistente decorado y luces: CLAUDIA JENATSCH y JEAN-LUC CHANONAT
Sonido: ANDRÉ SERRÉ
Vestuario: MOIDELE BICKEL
Colaboración vestuario: AMÉLIE HAAS
Maquillaje y peluquería: CÉCILE KRETSCHMAR
Colaboración artística: GEOFFREY LAYTON
Accesorios: YANN DURY
Coordinación técnica: ERIC PROUST

————————————————————————
(NOTA: Si desea recibir un aviso diario de las informaciones nuevas que publicamos, introduzca su dirección de correo en el recuadro ‘Suscribirse a Infordeus-Blog’ de la columna de la izquierda de las páginas de Infordeus. Gracias por su interés).
————————————————————————

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

SILLAS DE OFICINA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído