Espido Freire: «El amor ata y a veces muy gustosamente»

Espido Freire: "El amor ata y a veces muy gustosamente"

(PD).- El amor ata y a veces muy gustosamente», afirma Espido Freire, que vuelve al universo de los cuentos con ‘El trabajo os hará libres’.El libro, que aborda, entre otros temas, «el amor, la atracción y el engaño», propone en sus catorce textos un «viaje» en el que se asiste al trabajo y la voluntad que se pone en el día a día para elegir qué decisiones tomar.

«El amor no nos hace libres, en absoluto», sentenció la autora, jugando con el título de la obra -un lema que presidía la puerta de entrada al campo de concentración nazi en Auschwitz-. «Cuando se habla de amor, se habla de cadenas, de alianza y anillo. El matrimonio es una asociación. El amor ata, pero a veces muy gustosamente».

«Sin embargo, el trabajo, durante muchísimos siglos, cuando no se planteaba que fuera vocacional, también ha sido un yugo, una esclavitud. La verdad es que casi nada nos hace libres, sino imaginación y los sueños», ejemplificó.

Freire (Bilbao, 1974) eligió los cuentos de ‘El trabajo os hará libres’ entre los más de 400 textos guardados en su cajón. «Hay unos antiguos» y otros «más recientes, pensados exclusivamente para el libro», que es la primera entrega de una trilogía.

«LES PERMITO HABLAR POCO EN CLASE»

‘El trabajo os hará libres’ tiene «hilos conductores como el azul, el mar, el agua o las islas», elementos presentes en diversas historias. «Me gusta mucha el cuento por su intensidad y por su versatilidad, lo que nos permite alternar ordenes y hacer libros distintos», explicó. «La creación de una novela es más lenta y menos satisfactoria», reveló la ganadora del Premio Planeta en 1999, por ‘Melocotones helados’, a los veinticinco años, la más joven galardonada con el premio.

Freire, que imparte cursos de creación literaria, reveló que gran parte de los interesados en sus clases son «jóvenes adultos» y confesó que «les permito hablar muy poco en clase, pues no es una tertulia». El debate, libre durante los intervalos, no es muy apreciado por la escritora dentro del aula. «Estas personas pagan para adquirir conocimiento y no para escuchar su compañero, que también es aprendiz», justificó.

La apertura a comentarios tampoco agrada a Freire en el ámbito virtual. «No me gustan los blogs ni los comentarios a los textos. Si algo tiene un autor es una voz. El lector puede tener una opinión, pero no necesariamente una voz. Eso desdibuja la figura del autor», matizó.

VEINTEAÑEROS V/S MILEURISTAS

Muy conocida por su libro ‘Mileuristas’ (2006), en el que trataba de su generación, Freire publicó este año un ensayo que representa una continuación al tema, titulado ‘La generación de las mil emociones’. La escritora, que se confesó un poco ‘harta’ del tema -y prometió no escribir más sobre ello-, cree que la generación posterior a los mileuristas, los actuales veinteañeros, la llamada ‘generación Y’, son «más agresivos e impulsivos».

La actual crisis económica «no va a cortar» estas características de la ‘generación Y’, según cree, «es una cuestión de temperamento, y también de métodos y virtudes con los que los han educado».

«La generación de mileuristas fue educada con la creencia que de deberíamos ser buenos y obedientes y así hemos salido. Las personas de ‘generación Y’ tienen que ser ellas mismas. La crisis va a ser un elemento distintivo, va a cortar expectativas y alas, pero no sus características», añadió.

VOCES FEMENINAS

Los cuentos de ‘El trabajo os hará libres’ ofrecen distintos puntos de vistas, pero todos provenientes de personajes femeninos. «A mí me interesan mucho las voces femeninas, tanto dentro como fuera de los libros», señaló. «Sin embargo, el mundo masculino me fascina. Los hombres dicen que no nos entienden, pero yo no les entiendo a ellos y me encanta porque creo que es la clave de la seducción», apuntó.

«Sospecho que las mujeres nos hemos preocupado mucho más de entender, seducir, conquistar y mantener a los hombres», contó Freire, participante del Women’s World Forum el pasado mes de octubre. «En el Fórum Internacional de Mujeres hay voces críticas que preguntan dónde están los hombres. Yo creo profundamente en la colaboración pues los problemas que tenemos afectan directamente a los hombres y sin la involucración real de los varones no los vamos a poder arreglar», detalló.

Sus dos próximos libros de cuentos ya tienen «hilos conductores», pero aún no han sido bautizados. «Uno de ellos está bastante atado a la realidad, con cuentos muy metálicos y prácticos, del día a día, mientras el otro es todo lo contrario y se nutre mucho más de la fantasía o de los reinos imaginarios, que son mis preferidos», adelantó la escritora.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído