Masturbaciones bajo la estrella roja, por J.C.Deus

‘Este espectáculo está recomendado para público adulto por el contenido de algunas de sus escenas’, advierte el dossier de prensa. Y debería también figurar en el cartel y toda la publicidad de la obra porque en su primer mitad es lo más parecido a un espectáculo porno, con una pareja en pelotas a medio metro de ti, que se masturban y simulan coitos en todas las posiciones. No obstante, en la segunda parte la obra evoluciona hacia un espectáculo sadomasoquista, con mucha violencia y menos desnudos. Una joya para los que gustan de estas cosas. El aderezo es un texto panfletario con algunos aciertos y muchos horrores, unos diálogos sesudos entre una puta pobre y buena, y un cliente rico y malo que pasan revista a la globalización, la inmigración, la corrupción política, la crueldad financiera, la maldad judicial, y especialmente al sistema de libre mercado culpable de los mayores crímenes, especialmente de producir verdugos como el protagonista y víctimas como la protagonista. Todo ello alumbrado por esa estrella de cinco puntas que aparece junto al título para que no haya la menor duda de la empanada que se nos ofrece.

Cero para el autor por proselitismo barato, y cero para el director por sensacionalismo trillado. Parece que estamos en 1976 con los calentones de la primera transición hacia ninguna parte. Siento juzgar Mercado Libre tan duramente, pero creo que debo hacerlo. No hay absolutamente nada personal en ello, perdónenme señores Luis Araujo y Jesús Cracio. Por lo demás, la obra goza de una buena puesta en escena, con notable espacio escénico e iluminación.

Los actores merecen compasión por el papelón, aunque si han aceptado sabrían de lo que se trataba. Lo hacen bien Yoima Valdés y Daniel Freire, con problemas de mezcla de acentos y algunos trastabilleos disculpables. Pero sus personajes son dos tópicos como dos casas. No hay ningún potentado como Él ni hay ninguna prostituta como Ella. A partir de ahí, todo desbarra.

Por cierto que este gusto de nuestros autores actuales por las putas que trabajan en museos y los clientes enfermizos que son abogados crueles o libreros neuróticos, es coincidencia señalada. Mercado Libre se parece demasiado a Llueve en Barcelona, una obra de Pau Miró, que estuvo en Madrid en el festival de otoño de 2006 y ha sido puesta de nuevo en escena por el Centro Dramático Nacional a primeros de este año. No quiero acordarme cuántos actores desnudos he visto esta temporada, ni cuantas masturbaciones ni cuantas enculadas, pero sospecho que hay una legión de obsesos reprimidos en nuestra escena nacional.

El autor nos dice que ‘este drama es una historia de dominación, de poder, de dinero y de sexo, que va creciendo hasta llegar a un final inesperado’, y que ‘nuestra única posibilidad de progreso pasa por encauzar las dos fuerzas naturales que nos convierten en seres sublimes, y abandonados a las cuales nos transformamos en monstruos: el instinto de dominación y el corsé racionalista’. Pero el final es esperado y nuestra posibilidad de progreso, más amplia y compleja y desesperada y lenta que esas dos… ¿fuerzas naturales?

Araújo nos coloca, en el programa de mano, un manido panfleto en lugar de una reflexión seria. ‘Espero que mi texto contribuya a un debate sobre el absurdo al que nos están conduciendo el crecimiento económico a toda costa’, desea. Desgraciadamente, no conduce a eso, y bien que nos gustaría.

Jesús Cracio nos dice que la obra de Luis Araújo está escrita en el verano del 2007 y nos habla de ‘un sentimiento muy generalizado dentro del llamado “estado del bienestar”; el sentimiento de insatisfacción. A deseo realizado, nuevo deseo; y a deseo irrealizado, mayor frustración. Compro, luego existo’. Estamos de acuerdo, gran problema actual, digno de abordarse en el escenario; pero no lo vimos en la obra.

Es decir, que compartiendo las preocupaciones vitales de Araújo y Cracio consideramos que se han equivocado en el fondo y la forma de abordarlas. El consumismo y el desarrollismo son enfermedades gravísimas, -aunque no terminales-, en este país y supongo que en otros. Pero necesitan un acercamiento más creativo, más poético, más trascendente, más realista y más mágico.

Para ver imágenes de la obra

MERCADO LIBRE
De Luis Araújo
Dirección: Jesús Cracio
TEATRO ESPAÑOL
SALA PEQUEÑA
Del 26 de marzo al 3 de mayo
De martes a sábado, 20.30 h.
Domingos, 19 horas.
Precio: 16 euros
Martes y miércoles 25% de descuento
628213874
www.teatroespanol.es

FICHA ARTÍSTICA
Intérpretes
Ella Yoima Valdés
Él Daniel Freire
Escenografía y vestuario Ana Garay
Iluminación Roberto Cerdá
Ayudante de dirección Montse Calles
Autor Luis Araújo
Dirección Jesús Cracio
Premio Certamen de Textos Teatrales “Esperpento” de Torreperogil
Una producción del Teatro Español
ESTRENO ABSOLUTO

————————————————————————
(NOTA: Si desea recibir un aviso diario de las informaciones nuevas que publicamos, introduzca su dirección de correo en el recuadro ‘Suscribirse a Infordeus-Blog’ de la columna de la izquierda de las páginas de Infordeus. Gracias por su interés).
————————————————————————

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído