Lo Savio, minuciosidad y tragedia, por J.C.Deus

Francesco Lo Savio vivió solamente 28 años, pintó tan sólo durante los últimos cinco de su vida, tuvo una producción escasa y es muy poco conocido. El ‘Reina’ inaugura la primera exposición en España de este artista malogrado no sólo debido a su prematura muerte por suicidio, sino también a la difícil clasificación de un trabajo cuya radicalidad no fue entendida en su época. Un preminimalista y un postbarroco casi totalmente monocromo, tan incomprendido que su mismo hermano promovió el boicot de su última exposición, lo que desencadenó su decisión fatal.

Pero Lo Savio (Roma, 1935 – Marsella, 1963) se está imponiendo poco a poco: tras una etapa informalista, buscó un nuevo lenguaje que prefiguró, con bastantes años de antelación, las investigaciones americanas, particularmente minimalistas, que marcarían los años sesenta. Comisariada por Daniel Soutif, la exposición, cuenta con más del ochenta por ciento de las obras realizadas por Lo Savio en sus cinco años de actividad, es decir, alrededor de ciento veinte piezas: las pinturas de la primera época, la serie de Spazio-luce (Espacio Luz), los filtri (Los Filtros), los metalli (Los metales) y las Articolizioni totali (Articulaciones Totales). Por otro lado, también se podrán contemplar una serie de trabajos relacionados con la arquitectura, disciplina que apasionaba al artista en los últimos momentos de su vida. Precisamente, acabó con su vida en una casa construida por Le Corbusier en la Cité radieuse de Marsella.

Siempre es atrayente escuchar a Manuel Borja-Villel explicar sus decisiones al frente del ‘Reina’. En este caso, lo enmarca en la actual recuperación de la llamada ‘modernidad alternativa o alterna’ que viene a confirmar la modernidad institucional, como el interés por las periferias está confirmando la centralidad de lo que ya lo era. Lo Savio no es ese simple precedente del minimalismo como se le cataloga, sino algo más. ¿Qué más? Una identidad propia sobre una mirada barroca, teatral, ‘parte de esas otras historias que estamos contando en este Museo y que vamos a seguir contando. “Las pinturas y esculturas de Lo Savio, así como sus propuestas arquitectónicas, ponen de manifiesto aspectos que sólo más tarde fueron elaborados de manera aislada y sistemática por el minimalismo, con artistas como Richard Serra, o los representantes de la corriente californiana del Light & Space como James Turrell. Sin insistir en esta vertiente precursora, Lo Savio guarda en común con ellos una noción expandida del objeto artístico.”

El comisario de la muestra, Daniel Soutif, se muestra especialmente satisfecho con la poderosa luz de Madrid en este octubre de innegable cambio climático, que viene a potenciar estas obras que podrían contemplarse durante horas mientras cambian sutilmente de aspecto bajo la luz a raudales. Subrraya que el artista italiano da la impresión de pertenecer a una época posterior, algo que por supuesto no podían adivinar sus espectadores contemporáneos. De ahí viene, según Soutif, lo que podríamos denominar el “efecto retardado” de su obra. Un efecto muy interesante para los expertos e historiadores, pero menos atractivo para el aficionado medio, que quizás pueda quedarse frío y muy frío ante esta retrospectiva. Frío y más intresado en el personaje que en sus cuadros.

El conjunto de lienzos monócromos denominados Spazio-luce (Espacio Luz) desbordan el debate específico de la pintura abstracta para convertirse en el punto de partida de un proceso de análisis radical de la percepción del espacio, la interacción de la luz con materiales y cuerpos reales, y la configuración fenomenológica del espacio. La serie Filtri (Filtros), realizada casi simultáneamente, entre 1959 y 1960, explora las condiciones materiales de la visión mediante la superposición de papel transparente sobre cartón. También en 1959 el artista comienza a producir su serie Metalli (Metales), un conjunto de piezas de este material pintados en negro con barniz industrial para ser dispuestas en el muro desafiando a la tradicional clasificación del objeto artístico en pintura o escultura. L

Durante sus dos últimos años, se concentra en un desplazamiento hacia la arquitectura que queda documentado en la muestra con una serie de estudios en papel. En éstos ensaya la articulación de formas y espacios en los que se detecta una predilección por la concatenación de estructuras curvilíneas, espacios abovedados y cúpulas, que recuerdan a los dibujos arquitectónicos de Leonardo. Dos pequeñas maquetas dan cuenta tridimensional de estas investigaciones arquitectónicas a las que Lo Savio pretendía dedicar un libro que dejaría inconcluso. La exposición se cierra con cuatro módulos que Lo Savio denominará Articolizioni totali (Articulaciones totales) que datan de 1962. Se trata de cuatro estructuras cúbicas de escayola, de aspecto netamente industrial y de un metro cúbico de volumen.

Lo Savio expone por primera vez en 1958. En 1960, tras su primera exposición individual en la galería Selecta, participa en la ciudad alemana de Leverkusen en la importante exposición “Abstrakte Malerei” (Pintura abstracta). En noviembre de ese mismo año, Pierre Restany le invita a participar en la exposición “Roma 1960- 5 pittori” (Roma 1960 – 5 pintores) en la galería La Salita.

La serie de los Spazio-luce (Espacio-luz) deja paso a una búsqueda que da origen a los Filtri (Filtros), seguidos a su vez por ese giro radical que supone la producción de los Metalli (Metales). En noviembre de 1962, Lo Savio expone en La Salita un nuevo conjunto de obras, las Articolazioni totali (Articulaciones totales), al tiempo que sus trabajos van orientándose hacia investigaciones de carácter arquitectónico y urbanístico. Tales investigaciones quedarán para siempre interrumpidas, poco menos de un año después, en Marsella el 21 de septiembre de 1963, con motivo de su muerte.

La variedad de campos abarcados por Lo Savio en tan poco espacio de tiempo- pintura, escultura, arquitectura, diseño y urbanismo- refuerza la tesis de Peio Aguirre (recogida en uno de los textos del catálogo), de estar ante un artista “integral” en consonancia con el legado recibido de sus antecesores modernos y que fueron referentes para el artista italiano: Gropius, Mondrian, Malevich, Klee, Gaudí, Le Corbusier.

FRANCESCO LO SAVIO
FECHAS: 13 de octubre 2009- 11 de enero 2010
LUGAR: Edificio Sabatini, 4ª planta (zona 406-407)
ORGANIZACIÓN: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía
COMISARIO: Daniel Soutif
COORDINADORES: Verónica Castillo, Céline Brouwez y Mariana Artero.
CATÁLOGO: no disponible de momento.

————————————————————————
(NOTA: Si desea recibir un aviso diario de las informaciones nuevas que publicamos, introduzca su dirección de correo en el recuadro ‘Suscribirse a Infordeus-Blog’ de la columna de la izquierda de las páginas de Infordeus. Gracias por su interés).
————————————————————————

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído