Guarinos asegura que no hay garantías para su mantenimiento

La vicepresidenta de la Junta se extraña del interés del PP por los empleados de CCM

María Luisa Araújo compromete su palabra en la permanencia de los 3.000 trabajadores

La vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda de la Junta, María Luisa Araújo, se mostró extrañada por el interés de la portavoz del PP en las Cortes regionales, Ana Guarinos, por el futuro de los empleados de la Caja de Castilla La mancha. Araújo comprometió su palabra en que la fusión con Cajastur no supondrá una merma de los puestos de trabajo (3.000) ni del número de oficinas. Según la vicepresidenta, la nula coincidencia de la red de oficinas de Caja Castilla La Mancha (CCM) y Cajastur es la «mayor garantía» de que se mantendrán los puestos de trabajo. El PP mostró sus temores y acusó al gobierno de José María Barreda de «oscurantismo» y «levantar un muro de silencio» en torno a CCM. «La red de oficinas está a salvo», aseguró la vicepresidenta en respuest a las preguntas que le formuló Guarinos, al mismo tiempo que expresaba su sorpresa por el interés del PP en este asunto y sus repetidas preguntas al respecto. Arremetió Araújo al recriminar al PP que no sea tan prudente en este tema como el que reclama al gobierno socialista para otras cuestiones.  Ana Guarinos, por su parte, criticó la gestión de la Junta en el caso de CCM por su incapacidad para evitar que la caja acabase intervenida por el Banco de España, y recordó los «generosos» créditos que se otorgaron a algunos «amigos» visados por la propia Junta. Afirmó que no existe ningún compromiso documentado para el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Araújo recordó que los créditos concedidos lo fueron con el voto favorable de los consejeros del PP.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído