Calificó de "fantástica" la absorción por quiebra

Barreda está encantado de la desaparición de CCM

El presidente evita hablar de la comisión de investigación que pide el PP

Barreda está encantado de la desaparición de CCM
María Dolores de Cospedal y José María Barreda.

Evitó pronunciarse sobre la creación de una comisión especial de investigación que el PP viene reclamando insistentemente

José María Barreda no para de admirarse a sí mismo por su brillante gestión y la del partido que lidera en Castilla-La Mancha por haber propiciado la desaparición de la caja de ahorros regional y su absorción por un banco privado.

Respiró el presidente después de que la asamblea de Caja Castilla-La Mancha (CCM) consumase su propia inmolación y diese carpetazo a un feo proceso que comenzó con la intervención del Banco de España ante la grave situación de insolvencia de la entidad que presidía el socialista Juan Pedro Hernández Moltó.

Es el mundo al revés. Ahora el PSOE castellano-manchego presenta como un logro la quiebra de CCM que ya ha costado varios miles de millones de euros reflotar para ponerla en condiciones de ser absorbida en un proceso que todavía necesitará de grandes cantidades de dinero para hacerlo viable.

Entre las adhesiones inquebrantables, mencionar la de Comisiones Obreras, que ahora es partidaria de las privatizaciones de entidades públicas. Sólo el secretario general del PP en Toledo, Jesús Labrador, señaló que los puestos de trabajo de CCM «corren peligro», y que también la Fundación CCM pueda desaparecer en dos años y la participación accionarial en el Banco Liberta pueda rebajarse del 25 al 10 por ciento.

Sin comisión de investigación

Barreda, tras calificar de «fantástica» la solución dada a la quiebra de CCM, anunció que se celebrará un pleno extraordinario en las Cortes regionales para hablar de este asunto. Sin embargo, evitó ante los medios de comunicación pronunciarse sobre la creación de una comisión especial de investigación que el PP viene reclamando insistentemente mientras el PSOE la ha rechazado ya en seis ocasiones.

El presidente dedicó la jornada del jueves para arremeter contra la presidenta regional del PP, María Dolores de Cospedal, al considerar que intentó «boicotear» la asamblea en la que se decidió la desaparición de la entidad y dijo que el papel de la líder del PP ha sido «un verdadero fracaso» porque en su opinión pretendía «boicotear la solución deseada y exigida por los trabajadores de la entidad y empresarios».

Respecto a las intenciones expresadas por el PP de acudir a los tribunales si no se crea la comisión parlamentaria de investigación, fue calificada por Barreda como «una pataleta» de Cospedal por no haber podido controlar la asamblea que se celebró en Cuenca.

Luego volvió a felicitarse de ser el enterrador de CCM.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído