El PSOE permite que una empresa privada inicie trámites sancionadores por infracciones de tráfico

Multas discrecionales

El PP duda del criterio y del conocimiento de las normas viales de esos operarios

Multas discrecionales
Ángel Sabroso.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no ceja en su afán recaudatorio. La última ocurrencia del socialista Jerónimo Saavedra es de la otorgar a una empresa privada un servicio de fotodenuncia para las grúas municipales. Esta acción, realizada hasta la fecha por los policías locales, puede ser ejecutada por personal privado.

Lo más grave del caso es que sólo los funcionarios deben iniciar cualquier proceso administrativo. Pero el alcalde capitalino del PSOE opta por conseguir dinero como sea y donde sea. La oposición, PP, ya ha solicitado al grupo de Gobierno que se retiren las denuncias que se iniciasen por operarios que no tengan la condición de funcionarios.

El concejal Ángel Sabroso argumenta que “modernizar mediante el uso de las nuevas tecnologías el sistema de retirada de vehículos es una buena iniciativa, pero de ahí a pretender que una empresa privada tenga libre capacidad para denunciar e iniciar el proceso de multa por infracciones de tráfico, bajo su total discreción, constituye un disparate mayúsculo”.

Sabroso explica que “para la implantación de este nuevo sistema, la generación de un servicio de grúa podrá realizarse mediante la petición de la policía local – como hasta ahora – o por la iniciativa propia del operario de la grúa, que “armado” de la cámara de foto puede ir iniciando los procedimientos de sanción y levantamiento de los vehículos sin que nadie lo haya requerido”.

RIESGOS PELIGROSOS

“Otorgar esas posibilidades a unos operarios de un servicio de grúas de una empresa privada conlleva unos riesgos peligrosos para los derechos de los conductores de la ciudad. ¿Acaso tendrán formación certificada en el código de circulación y las distintas ordenanzas de tráfico?”, se preguntó Sabroso.

“Si no se elimina la libre capacidad para generar el servicio de grúa a la empresa privada que en cada momento ostente su gestión, se propiciará que se conviertan en una especie de patrullas denunciadoras que circulen por la ciudad denunciando y retirando los vehículos que crean conveniente”.

Para los concejales populares “con una iniciativa así se demuestra que el afán recaudatorio de este gobierno alcanza límites inimaginables, reconociendo incluso en el propio expediente que uno de los objetivos de la implantación de la fotodenuncia es ayudar al equilibrio económico de Sagulpa, algo absolutamente impresentable”.

 “No estamos en momentos de apretar más el bolsillo de los ciudadanos. El señor Saavedra y su equipo viven en un mundo irreal, donde el peso de la crisis parece no afectarles, pero la gente lo está pasando mal y lo que menos necesitan es una medida recaudadora y sin plenas garantías que les presione aún más económicamente”, concluyó el concejal popular.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído