La presidenta de CC 'compensa' su escaso protagonismo con más críticas al pacto de Gobierno

Claudina ‘Pocoyo’

Rivero ha tomado en consideración la propuesta de Soria de reducir el número de consejerías en el Ejecutivo regional

Claudina 'Pocoyo'
Claudina Morales.

Claudina Morales va por libre. La presidenta de CC vuelve a hacer una de las suyas al criticar la última propuesta de José Manuel Soria. La reducción de consejerías propuesta por el vicepresidente canario le parece «una operación de cosmética electoral».

El problema es que Paulino Rivero tiene el proyecto sobre su mesa y lo está estudiando. ¿Nuevamente un ataque de pánico o de nerviosimo electorero por parte de la presidenta coalicionera?

Lo cierto es que Morales no se caracteriza por su prudencia. El escaso peso específico que tiene como presidenta de CC lo suple con salidas de pata de banco.

Ahora se trata de arremeter contra la propuesta del socio de Gobierno de Rivero. Asegura la lideresa nacionalista que «los planteamientos de Soria «carecen de rigor y de credibilidad y que sólo sirven para alardear falsamente de austeros».

Morales, que debió perderse gran parte de la intervención de José Manuel Soria, subrayó que «el tijeretazo consistente en el traspaso de competencias desde el Gobierno de Canarias a los cabildos, no es una propuesta seria para la reducción del gasto público dado que el trasvase no supondría una reducción del presupuesto de las administraciones».

Comentó que «estas propuestas, además, deben de contar con el consenso de todas las administraciones implicadas antes de lanzar esta clase de mensajes».

CONTRAPOSICIÓN

Las palabras de Morales encuentran su réplica en lo planteado por Soria el pasado 30 de julio. El consejero de Economía y Hacienda confirmó que «el presidente no ha recibido mal la propuesta de reducción de consejerías, pero me ha recordado que el pacto está sustentando en un número de consejerías y eso hay que respetarlo».

Soria reconoció que esta medida nunca se aplicaría en la presente legislatura. Apenas quedan nueve meses y plantear una modificación de diez a seis consejerías supondría una reordenación de gran calado.

El líder del PP recordó que «el ahorro que se produciría gracias a la reducción del número de consejerías sería marginal pero, desde esta premisa, apuntó que por esa regla de tres podríamos seguir así siempre». Si adelantó que, de acuerdo con Rivero, se iba a proceder a la reducción de entes públicos, así como la reducción de sueldos de los altos cargos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído