Tras verse obligado a cerrar su web, se suma a las protestas de otros medios íntegramente en gallego

El diario nacionalista ‘A Peneira’ culpa a la Xunta de su derrumbe

El periódico de Guillermo Rodríguez podría ser el tercer independentista que desaparece este verano

El diario nacionalista 'A Peneira' culpa a la Xunta de su derrumbe
A Peneira corre riesgo de desaparecer.

Algunos medios nacionalistas no han sabido ahorrar cuando chupaban del bote y ahora no son capaces de sobrevivir si no les cumplen los caprichos

Los medios de comunicación escritos íntegramente en gallego están comenzando a alzar su voz para protestar por la reducción del importe de las subvenciones recibidas desde la Xunta de Galicia.

Tras la desaparición de Chuza! y Vieiros (que tan bien le vino a otros, como Xornal) ahora parece tocarle el turno a A Peneira, que tras seis meses sin pagar a sus empleados los ha echado a la calle y se ha visto obligada a cerrar su edición digital, mientras ve en peligro su tirada en papel.

Su director, Guillermo Rodríguez, culpa a la Xunta de la delicada situación del periódico, así como de otros medios nacionalistas, por haber reducido a 64.000 euros el importe de las ayudas dirigidas a publicaciones 100% en gallego. Una cantidad cercana a los 71.000 euros con los que el gobierno bipartito abrió oficialmente la convocatoria de ayudas durante su mandato, pero que queda muy lejos de los 900.000 euros que finalmente regaló a sus medios afines. De ahí el cabreo.

Parece que algunos medios nacionalistas no han sabido ahorrar cuando chupaban del bote y ahora no son capaces de sobrevivir si no les cumplen los caprichos. ¿Por qué no consiguen salir a flote si no reciben cantidades desorbitadas? ¿Por qué no pueden financiarse con publicidad?

Las empresas continúan promocionándose a través de otros medios a pesar de la crisis, ¿por qué no lo hacen en los medios de carácter independentista como Chuza!, Vieiros o A Peneira? Quizás esto indique que el verdadero motivo de su hundimiento es la falta de lectores y de confianza de los empresarios, aunque dejar de chupar del bote de manera descarada también influya.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído