Violencia machista en Galicia

Cien personas se concentran por el asesinato de una mujer en Lugo

El marido de la fallecida continúa en comisaría

Cien personas se concentran por el asesinato de una mujer en Lugo
Agentes en la entrada del edificio de la fallecida. EFE

El alcalde hizo un llamamiento para que «siempre que haya el más mínimo vestigio, se acuda a los centros de la mujer».

Un centenar de personas se concentraron esta mañana ante el Ayuntamiento de Lugo para expresar su rechazo a la violencia machista, tras la muerte ayer de una mujer a manos presuntamente de su marido, del que se encontraba en trámites de separación, en el barrio del Sagrado Corazón.

El alcalde de Lugo, José López Orozco, y otros miembros de la corporación municipal portaban una pancarta en la que podía leerse: «Violencia de género, tolerancia cero»

Tras la concentración silenciosa, que se prolongó durante cinco minutos, el subdelegado del Gobierno en Lugo, José Vázquez Portomeñe, confirmó que es el juzgado número tres de Lugo el que lleva el caso de la mujer presuntamente asesinada por su marido, en el domicilio que compartía la pareja en este barrio, en concreto en la Avenida Carlos Azkárraga.

Al detenido, J.C.P.D., se le sigue interrogando en la Comisaría de Policía, a la espera de que pueda pasar hoy o mañana a disposición judicial.

Vázquez Portomeñe no quiso ofrecer «ningún dato concreto» a este respecto, en declaraciones a los medios, y se limitó a indicar que lo hacía «por respeto al ámbito jurisdiccional».

«Es un tema sometido a investigación bajo control del juzgado número tres, que es el juzgado contra la violencia de género, que cuenta con todo el apoyo y colaboración de las fuerzas y cuerpos de seguridad y de todas las instituciones de Lugo», concretó.

Portomeñe apeló a «la confianza en las instituciones en el ámbito jurisdiccional y en la Policía, que está haciendo un brillante trabajo en este momento».

Durante la concentración se procedió a la lectura de un comunicado, en el que se expresaban las condolencias a la familia de la mujer asesinada, y se proclamaba un «basta ya» a la violencia machista.

El alcalde de Lugo, López Orozco, hizo tras el acto «una llamada a toda la ciudadanía para que, entre todos, nos reeduquemos para que nunca más vuelva a suceder un acto como este».

También hizo un llamamiento para que «siempre que haya el más mínimo vestigio, se acuda a los centros de la mujer».

«Las personas que puedan estar en situaciones de deterioro de su vida familiar que acudan a estos centros, donde hay especialistas y donde siempre les pueden dar los mejores consejos. Los hombres debemos saber que tenemos unas compañeras que son seres humanos, que tienen los mismos derechos y que no podemos utilizar nuestra fuerza para implantar nuestras sinrazones. Los hombres tenemos mucho que cambiar y tenemos que cambiar», concluyó.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído