El nacionalista no ve claro el apoyo a ZP

Barragán sopesa un revés electoral

Círculos cercanos aseguran que piensa que evitar un anticipo de los comicios le pasará factura a Coalición

Barragán sopesa un revés electoral
José Miguel Barragán y Paulino Rivero.

José Miguel Barragán es un político canario con futuro. Por sus cualidades, talante, procedencia, oficio y juventud. Todas cualidades que suman  rasgos positivos del portavoz de Coalición Canaria (CC) en el Parlamento autonómico.

Hay quienes piensan que “su único problema es que se ha equivocado de partido” y que “nunca es tarde si la dicha es buena”.  Es como si tuviera ganas de consumar un acto de amor pero que, al final, se produce siempre una interrupción imprevista.

Por su procedencia de Fuerteventura, la “conexión” de Barragán con el tinerfeño Paulino Rivero, presidente del gobierno canario, es clave en el equilibrio roto en CC entre las islas orientales y occidentales del Archipiélago.

Barragán conoce muy bien el funcionamiento del Parlamento y gusta jugar al ajedrez. Mantiene una duda metódica sobre las intenciones de CC en la votación de los presupuestos del 2011 del gobierno central del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.”Está por ver que votemos a favor de los presupuestos de Zapatero” dice introducir suspense a la acción.

Su instinto le hace ver que este respaldo de CC al gobierno de Madrid y evitar unas elecciones anticipadas en España, les puede pasar factura a los nacionalistas en las próximas elecciones autonómicas dentro de ocho meses.

Según medios parlamentarios, “Barragán no esta cómodo”. Participa poco de las decisiones estratégicas de CC, dirigidas por  Rivero y sus “fontaneros” encabezados por Javier González Ortiz, y, tampoco, influye en las negociaciones en Madrid. A veces se siente como una “figurita de porcelana” – delicada y bonita-,  pero poco valorada  y menos deseada en los enjuagues políticos nacionalistas.

“Lo importante no sólo es ganar, sino el gobierno que se forma después de las elecciones” dice el dirigente. “Parece como si Barragán diera por perdidas las elecciones. Se cura en salud”, continúan fuentes nacionalistas,  por si los resultados de CC fueran los peores de su historia como las encuestas indican.

Barragán es el mejor ejemplo de la confusión que vive CC por su respaldo a Zapatero en Madrid – a sus políticas y sostén en el gobierno-, y a su vez la alianza en Canarias con el Partido Popular (PP) que le permite a Paulino Rivero ser presidente del Gobierno canario.

“Es como un desdoblamiento de personalidad – cuentan fuentes nacionalistas- en el que lado conservador, muy antisocialista, se pone del lado de sus adversarios íntimos, el PSC-PSOE, para jugar a la ajedrez y proseguir en el poder en el que permanece CC desde hace más de 20 años”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído