Mientras los vecinos pierden sus casas el Ministro vive a pie de mar en la Isla de Arosa

Pepiño Blanco continúa ‘saltándose a la torera’ la Ley de Costas

Se han talado casi 300 árboles para construir su vivienda

Mientras los vecinos tienen que resignarse ante una orden de derribo y sanciones por los antiguos edificios levantados junto a la costa

El principal destino vacacional de los líderes socialistas, la Isla de Arosa, acelera su proceso de deterioro a raíz de las obras realizadas por capricho del Ministro de Fomento saltándose la Ley de Costas.

Esta normativa establece una distancia mínima de 100 metros de la costa para poder edificar, permitiendo excepciones en casos de especial interés público o económico, en las que se baja la línea de costa hasta los 20 metros. Y está claro que la urbanización de lujo levantada por los socialistas, ubicada a esta distancia y conocida como ‘Villa PSOE’, no se ajusta a este criterio.

Mientras los vecinos tienen que resignarse ante una orden de derribo y sanciones por los antiguos edificios levantados junto a la costa, a Blanco y a otros políticos socialistas se les permite vivir a pie de playa empleando este supuesto legal, que no se ajusta a la realidad.

Los arosanos no solo se están quedado sin viviendas, sino también sin paisaje, sustituído ahora por un extenso muro que rodea la vivienda de Pepiño Blanco, las raíces de los casi 300 árboles talados para construirla, y los restos de las casas derribadas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído