Opinión / Pasajes

Moya: Ni bolsas ni bizcochos

Moya: Ni bolsas ni bizcochos
Mensajes en contra de las bolsas de plástico.

Como hoy debe ser el día de reflexión de la huelga general, pues no puedo decirles que no voy a hacer huelga porque los paripés nunca me han gustado. Ah, que usted no sabe lo que es hacer el paripé; pues yo se lo digo, faltaría más. Paripé es tanto como: “Fingimiento, simulación o acto hipócrita”. Según el diccionario de la RAE, ¿eh?, que yo no quiero líos a no ser que sean de índole sexual. (¡Farolero! De acuerdo).

Y entonces me he encontrado con que Moya, un municipio precioso de Gran Canaria –por lo menos así lo recuerdo y espero no me lo hayan cambiado–, tiene un proyecto pionero medioambiental para convertirse en el “Primer Pueblo de España Sin Bolsas de Plástico”. Y lo pongo todo con mayúsculas porque así estaba en el medio donde lo vi. Que no son cosas mías, vaya. Iniciativa que, en siglas, sería: PPESBDP. Lo cual es malísimo de pronunciar. Un servidor lo ha intentado, y se ha herniado una pestaña.

Oigan, y está muy bien esto de regresar a los cartuchos de papel de estraza, de vaso, de envolver y por ahí todo seguido. El problema que le veo, así a bote pronto pero honrado, es que no va a haber suficientes cartuchos para todos los moyenses. Por lo que tendrán que poner una fábrica de cartuchos en Moya.

Yo me ofrezco con mucho gusto, el gusto es mío, porque no dispongo de la tecnología ni de las instalaciones ni de nada de nada. Pero por ofrecerme que no quede. ¿Eh, señor alcalde de Moya…? No se me haga el sordo, don Antonio Perera Hernández; porque si no, no me ajunto más con usted. Bueno, tiene hasta la puesta del Sol para responderme, y como no me responda pues tendré que batirme con usted. Avisado queda. Moya no es lo bastante grande para los dos, forastero… Ah, claro, que el forastero soy yo. Bueno, pues olvide todo lo que no le he dicho.

Otro problema que le veo a lo de hacer desaparecer las bolsas de plástico absolutamente, son los churros. O sea la “fruta de sartén, de la misma masa que se emplea para los buñuelos y de forma cilíndrica estriada”. Mi churrera de cabecera, que no se llama Eufrasia pero podría, mete los churros en cartuchos, pero después le dice a usted: “¿Se los pongo en una bolsita plástica, para que no se manche…?” Y yo le respondo siempre: “No, no se moleste, Eufrasia, que a mi señora le encanta que me manche con los churros, porque así tiene motivo para echarme la bronca y relajarse”.

Moya es también muy conocida por sus famosos bizcochos lustrados. Unos bizcochos que enyugan cantidad, sí, pero que están muy buenos. (Perdón, que he metido un canarismo, y entonces voy y se los explico. “Enyugarse: quedarse con algo momentáneamente detenido en la garganta, obstruyéndola”. Sólo momentáneamente ¿eh? Porque si se enyuga más de un momento, se va usted al huerto de las coles. O a criar malvas. Averías que tiene la especie humana, ya ve usted.

Y el problema que tienen los bizcochos de Moya, ahora mismo, no es que no se puedan envasar en cartuchos, no señora; sino que la empresa que los fabrica se quiere ir de Moya para instalarse en otro sitio más grande, con mejores vistas, con mucho aire fresco, con… ¡Joer, parezco un inmobiliario! Que se quieren ir al polígono industrial de Llano Alegre, en el municipio de Santa María de Guía. Y entonces los moyenses están que se suben por las paredes, y las ponen todas perdidas.

La inexistente concejala de Paramentos Verticales de Moya, antes de Paredes y Tapias, ha dicho: “¡Consio, que expresen su cabreo subiéndose a los árboles y dejen en paz mis paredes!”. Algo que ha sentado muy mal al ecologista del pueblo; que va a interponer una denuncia, o una endodoncia, en cuanto se cure de las almorranas. Otro de los atractivos de Moya, además de los bizcochos y la prohibición próxima de las bolsas de plástico, es la Casa-Museo del poeta Tomás Morales (1884-1921). “Poeta formado en el Modernismo, que supo adaptar el lujo expresivo y musical a los motivos del mar y de su isla natal”. Pese a lo cual, también don Tomás se enyugaba bastante con los bizcochos de Moya. ¡Vaya manera más desconsiderada de enyugarse la de don Tomás, caramba! Una cosa…

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído