Entrevista a Antonio R. Miranda, portavoz del PPdeG

“Que Zapatero dejase la Moncloa sería la mejor medida de política económica”

“Los ciudadanos demostraron ayer que quieren trabajar, aunque en algunos casos no se les permitió”

“Que Zapatero dejase la Moncloa sería la mejor medida de política económica”
Antonio Rodríguez Miranda.

Hay 4 millones de personas que no pudieron decidir entre acudir o no a su puesto de trabajo porque ni siquiera lo tienen.

En plena ‘resaca’ de la huelga general en ‘Galicia4.com’ hemos entrevistado al portavoz de un partido que ha hecho caso omiso a una movilización con la que ciertos sectores le intentaron salpicar, a pesar de ésta,supuestamente, se planease contra su principal enemigo político. Se trata de Antonio Rodríguez Miranda, uno de los miembros más destacados del Partido Popular de Galicia.

Al fin ha pasado la tan anunciada huelga general calificada por los sindicatos como ‘la gran putada’. ¿Ha servido de algo?

La huelga no ha servido de nada. Los gallegos tenemos hoy los mismos problemas que ayer y nuestras principales preocupaciones continúan siendo el paro y una economía cada vez más debilitada por el des-gobierno de Zapatero y por la herencia del bipartito.

Los sindicatos gallegos afirman que la huelga fue secundada por un 80% de los trabajadores, pero la patronal disminuye esta cifra hasta el 25%, ¿Quién miente?
No tengo la cifra exacta global de cuantos trabajadores respaldaron la movilización, pero desde luego no un 80%. Es cierto que en algún sector un alto porcentaje no pudo acudir a trabajar y que grandes empresas, como Citroen en Vigo, o Navantia en Ferrol, estuvieron completamente paralizadas, pero habría que preguntarse si fue de forma voluntaria o condicionada. A veces hay una línea muy tenue estar condicionado a secundar la huelga y tener total libertad para elegir.

¿Por qué el Partido Popular no ha apoyado la huelga?
El PP se ha mantenido indiferente ante la huelga porque no cree en este instrumento en un momento de tan profunda crisis económica. Podría haber sido oportuna hace algo más de un año pero hoy no. Estamos en contra de la política del Gobierno central, pero creemos que la huelga general no sirve para solucionar la crisis. Los ciudadanos demostraron ayer que lo que quieren es trabajar, aunque en algunos casos no se les permitió. Un día de parón en la actividad económica no perjudica al Gobierno, sino a las empresas y pequeños negocios que luchan cada jornada para salir adelante y que ayer perdieron parte de sus ingresos. Lo que necesitamos son elecciones generales, no huelgas generales.

¿Quiénes han sido los principales perjudicados de esta movilización?
Los principales perjudicados de la huelga general sin duda han sido los ciudadanos que vieron coartado su derecho al trabajo y se vieron obligados a cerrar sus negocios y a soportar las consiguientes pérdidas económicas. Hay que ser comedidos en las protestas. Lo mejor es la vía del diálogo. No se consigue nada destrozando autobuses, quemando contenedores, haciendo pintadas o lanzando cócteles molotov, como hicieron algunos grupos independientes que trataron de escudar sus destrozos bajo las protestas de los sindicatos. Ese tipo de actitudes violentas no perjudican al gobierno, sino a los ciudadanos. La violencia tiene que ser desterrada. Hay que respetar el derecho a la huelga, pero también el derecho a trabajar, y tener muy presente que hay 4 millones de personas que no pudieron decidir entre acudir o no a su puesto de trabajo porque ni siquiera lo tienen.

El Bloque Nacionalista ha tratado de salpicar al PP con esta protesta, invitando a la Xunta a hacer una reflexión sobre las cifras del paro…
El Bloque Nacionalista ha apoyado la huelga porque sabe que el Gobierno central está haciendo las cosas mal y que trabajar hoy en España es incompatible con Zapatero. Sin embargo, tratan de culpar también al PP, no se si para no molestar al Partido Socialista, porque son conscientes de que les resultará casi imposible gobernar en algún ayuntamiento si no pactan con ellos y crean sus sociedades de interés. Es lo que tienen las alianzas interesadas de sus bi-gobiernos. Además los nacionalistas hasta ahora han estado avalando las políticas de Zapatero, por lo que ellos sí tienen parte de culpa de la situación a la que se ha llegado y por la que supuestamente se hizo la huelga. Si no hubiesen apoyado los presupuestos de Zapatero en los últimos años la situación podría ser diferente.
En cuanto a las cifras del paro me parece increíble que traten de echarnos la culpa de los desastres de Zapatero, que ahora planea recortar las prestaciones a los desempleados en un futuro próximo y subvencionar el despido. Los populares, a pesar del agujero heredado del gobierno bipartito, hemos conseguido reducir a la mitad el aumento del desempleo con respecto a las cifras nacionales, lo que indica que las políticas económicas del Gobierno gallego no van desencaminadas. Nosotros hicimos los deberes y recortamos lo superfluo, ¿cuándo va a hacer lo mismo Zapatero?
No nos conformamos con que Galicia sea una de las Comunidades en las que menos sube el paro y solo descansaremos cuando consigamos acabar con esta lacra, para lo que será necesario que Zapatero abandone de una vez por todas la Moncloa. Sería su mejor medida de política económica.

Lo que más ha llamado la atención de la actitud del BNG en esta protesta es la decisión de sus parlamentarios de no acudir al pleno ordinario en el Parlamento.
Lo de no acudir al pleno es tan solo uno de los muchos intentos del BNG de llamar la atención y lo único que han conseguido con ello es reforzar la imagen de división de la oposición y entre socios de gobierno en muchos ayuntamientos. No quiero ni imaginar el revuelo que se formaría si el bipartito hubiese ganado en las pasadas elecciones autonómicas y la mitad del Gobierno se pusiese en huelga contra el partido que conforma la otra mitad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído