Articulistas de 'La Voz' y 'El Correo' cargan contra el Gobierno

La prensa gallega se une contra el decreto del carbón de ZP

Llega a tachar la medida de "autarquía franquista"

La prensa gallega se une contra el decreto del carbón de ZP
Central térmica de As Pontes.

La prensa gallega ha decidido gritar a los cuatro vientos su opinión, rotundamente en contra del decreto del carbón

Tras la movilización masiva de la sociedad gallega por la aprobación del decreto del carbón impulsado por el Gobierno ZP, con el que el Presidente deja a Galicia ‘con el culo al aire’ una vez más, la prensa de la comunidad ha decidido gritar a los cuatro vientos su opinión, rotundamente en contra.

Este decreto, que acaba de recibir la luz verde de la Comisión Europea tras ser aprobado en febrero por el Gobierno central, incentiva la producción de energía eléctrica con carbón nacional, por lo que perjudica a las centrales gallegas, que fueron transformadas para consumir carbón de importación tras agotarse sus recursos mineros, y pone en peligro 3500 puestos de trabajo. Esta decisión, por el contrario, beneficia a comunidades como Asturias y León, lugar de origen de Zapatero.

Esta situación ha llevado al colaborador de ‘La Voz de Galicia’, Roberto Blanco Valdés, a cargar contra la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. En su artículo «La vicepresidenta mandona» critica a esta defensora a ultranza del decreto porque, a su juicio, «no sabe lo que dice porque carece de la más mínima información sobre el asunto del que habla».

«El decreto del carbón será letal para Galicia: lo saben los miembros de la Xunta, los alcaldes de la zona, los partidos y sindicatos gallegos, los directivos y trabajadores de las empresas afectadas, los periódicos y cualquiera que se haya tomado la molestia de leerlos. Pero todo eso debe ceder ante el juicio desinformado y temerario de la señora De la Vega (…) Algún día, quizá no muy lejano, Teresa Fernández de la Vega dejará la vicepresidencia y entonces será como aquella gran actriz caída en desgracia que retrató Billy Wilder e interpretó Gloria Swanson en El crepúsculo de los dioses : todo pasado, solo pasado».

Su compañero de medio, Lois Blanco, también muestra en su columna «La inspiración franquista de Zapatero « su molestia ante la aprobación de una norma «autárquica» que «altera las reglas del libre mercado, con unas consecuencias nefastas, sobre todo, para Galicia» y «atasca las chimeneas de As Pontes y Meirama, provocando en la provincia de A Coruña una destrucción masiva de empleo directo e indirecto.»

«Esta historia también va de votos y del cortoplacismo de un Gobierno sin norte, incompetente o simplemente mentiroso, a tenor de como la vicepresidenta De la Vega enfatizó el viernes que el decreto no tendría ningún perjuicio para las dos centrales térmicas gallegas. Tal cual estuviese diciendo que dos más dos son cuatro. Subvencionar minas improductivas e importar calderas alemanas. Luego, claro, hay que subir la luz para pagar las decisiones franquistas de Zapatero».

Además de llamarle «franquista» y «mentiroso» Lois Blanco critica que Zapatero «no da puntada sin hilo», tachándole de beneficiar a unos y perjudicar a otros en función de los intereses electorales:

» En Asturias, en Castilla-León o en Aragón dentro de unos meses habrá elecciones municipales, pero también autonómicas. El beneficio electoral para el PSOE de prolongar la agonía de la minería es mayor que los perjuicios que pueda suponerle a los socialistas en Galicia».

En esa línea también discurre el artículo «El carbón no es verde» publicado por Carlos Luis Rodríguez en ‘El Correo Gallego’, donde señala que «ha bastado el miedo electoral a perder el apoyo en determinadas cuencas mineras para que el Gobierno se olvidase del CO2, pensando seguramente que no existe peor contaminación que perder las elecciones, ni agujero de ozono que supere en peligrosidad al burato en las urnas.»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído