Dinamita las primarias chicharreras

Las imposiciones de Blanco

Julio Pérez es el candidato escogido por Ferraz, pero en contra de los socialistas santacruceros

Las imposiciones de Blanco
José Blanco.

Los socialistas han vuelto a modificar su discurso. El invento de las primarias no les ha salido bien, al menos en Madrid, y no quieren más sorpresas. Ahora, la polémica que en la Comunidad madrileña mantuvo Tomás Gómez con ZP, se traslada a escala local, a Santa Cruz de Tenerife, con la imposición de Ferraz de que no haya un proceso abierto, sino la designación de Julio Pérez como cabeza de lista del socialismo chicharrero.

La Agrupación Local de los socialistas en Santa Cruz de Tenerife tiene a su hombre de confianza para ser el candidato, José Manuel Corrales Aznar. El problema principal para que el proceso de primarias salga adelante es que los partidarios de la candidatura ganadora el pasado domingo, la de José Miguel Pérez, pretenden acabar con todo rastro de Santiago Pérez y sus correligionarios.

Sin embargo, no es desdeñable el dato de que en la capital tinerfeña fue el aspirante perdedor el que obtuvo una victoria en este ámbito y ese es el argumento que esgrime Corrales para que, en todo caso, haya un proceso de primarias que desde Madrid se intentará dinamitar a toda costa.

Lo cierto es que a muchos socialistas santacruceros no les gusta la imposición por decreto. Hace cuatro años, tras el dedazo con el que se impuso en las Islas a López Aguilar, Ferraz también aprovechó la tesitura para colocar por real decreto a Gloria Rivero, a la que luego sus compañeros en el Ayuntamiento le hicieron la cama y la vida imposible.

No obstante, a pesar de la fortaleza de Corrales, la dirección nacional del PSOE, con José Blanco a la cabeza, y con el refuerzo de la regional, máxime tras obtener el respaldo de los afiliados en las primarias, está convencida de que al final se harán realidad sus órdenes y no habrá mayores problemas para imponer en la capital tinerfeña a otro Pérez, Julio.

Otra cosa es lo que desee el ex consejero de Sanidad y ex secretario de Estado de Justicia, al que tampoco le convence el reto de encabezar una candidatura llena de evidentes riesgos, sobre todo tras el calvario sufrido por Gloria Rivero.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído