Además de arruinar a CCM y de dar créditos a los amigos del PSOE, montaron una especie 'piñata' millonaria

Los directivos de Caja Castilla-La Mancha se gastaron 3 millones de euros en viajes de placer

El director general, Ildefonso Ortega, repartía como incentivos cheques canjeables en la agencia de viajes de la caja sin requerir justificante

Los directivos de Caja Castilla-La Mancha se gastaron 3 millones de euros en viajes de placer
Jose María Barreda y Juan Pedro Hernández Moltó.

Dentro de estos «viajes de incentivos» se incluye uno de lujo a Perú de una semana de duración al que estuvo invitado José María Barreda, presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, junto a su esposa

El socialista Juan Pedro Hernández Moltó y otros altos directivos de la ya fenecida Caja Castilla-La Mancha (CCM) no sólo adjudicaron alegremente creditos millonarios a un grupo de constructores y promotores afines al PSOE. También permitieron una especie de «piñata» interna, que permitió darse la gran vida y viajar a lo grande a un grupo muy reducido de directivos.

Revela el diario El Mundo que en el informe elaborado por el Banco de España, aparecen al menos tres millones de euros gastados en viajes que están sin justificar.

El asunto es tan serio como sonrojante. Según los datos que maneja aora Antocorrupción, el ex director general de CCM, Ildefonso Ortega, elegía a dedo al directivo que quería premiar, y le entregaba un cheque al portador canjeable por viajes en la agencia participada por la caja.

«La entrega de cheques era gestionada discrecionalmente por el ex director general como pago de incentivos que no eran tratados como retribución en especie y sin existencia de procedimiento interno alguno».

Es decir, esos regalos en forma de viajes no eran descontados del sueldo de quienes lo recibían ni eran contabilizados como retribución variable.

Sólo se reflejaron en la contabilidad de la entidad una vez que se produjo la intervención y los inspectores se toparon con esos cheques.

En los últimos tres años, el ex director general repartió de esta forma tan poco ortodoxa dos millones de euros que se pagaron con cargo a la entidad manchega.

Sólo una decena de directivos se benefició de esos jugosos cheques, según fuentes de la entidad, que además de no ser incluidos en la contabilidad oficial de la caja de ahorros, tampoco pasaron por los cauces de control previstos.

Dentro de estos «viajes de incentivos» se incluye uno de lujo a Perú de una semana de duración al que estuvo invitado José María Barreda, presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, junto a su esposa.

Los gastos por persona sólo en ese viaje superaron los 10.000 euros, tal y como publicó este periódico el pasado 2 de julio.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído