Muchos gallegos ya evitan ir al país vecino

Portugal implanta el peaje más caro del mundo

Es necesario alquilar un dispositivo electrónico en la frontera

Portugal implanta el peaje más caro del mundo
Coche a la entrada de un peaje luso.

Además de ser caro, este peaje acarrea múltiples complicaciones, ya que no se paga en metálico, sino que hay que adquirir un dispositivo

Ya ha entrado en vigor el nuevo sistema de peajes luso, con el que la nueva autovía A-28 que une Galicia con la ciudad lusa de Oporto se ha convertido en una vía de pago

Desde el viernes los gallegos para viajar al país vecino deben pagar el peaje más caro del mundo: 77 euros por un tramo de 76 kilómetros, más de un euro por kilómetro.

Además de ser caro, este peaje acarrea múltiples complicaciones, ya que no se paga en metálico, sino que hay que adquirir un dispositivo recargable caro y difícil de conseguir, pero sin el que los conductores se enfrentan a multas muy elevadas.

Este aparato, que cuesta 27 euros, sólo se puede adquirir en Portugal, en las estaciones de servicio que se encuentran en la autovía sometida a peaje o en las oficinas de correo portuguesa y para utilizarlo hay que realizar también una recarga de 50 euros para los vehículos ligeros y de 100 para los pesados.

La forma de pago es tan complicada que la mayoría de los conductores, por ignorancia o por desacato, no cumplieron con el pago en el primer día de funcionamiento.

Algunos optaron por ir por carreteras nacionales, pero son carreteras poco transitadas y desconocidas para los extranjeros por las que se tardaría el doble o el triple en llegar al lugar deseado.

Las protestas de los profesionales del transporte gallegos han sido las primeras en oírse, ya que hay dos tipos de tarifas: una para portugueses y otra para extranjeros. La primera disfruta de descuentos además de los diez primeros días gratis, mientras que la de los extranjeros no contempla privilegio alguno.

La denuncia ha llegado hasta la misma Dirección General de Transportes de la Comisión Europea, ya que existen indicios de la que el gobierno portugués esté incumpliendo el Artículo 3 del Tratado de la Comunidad sobre la supresión de obstáculos para la libre circulación.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído