Los fieles podrán acceder al Obradoiro desde las 8.00 horas del día 6 tras pasar dos cordones de seguridad

Los fieles que el día 6 de noviembre deseen asistir a la Misa que el Papa Benedicto XVI ofrecerá en la Plaza do Obradoiro podrán acceder libremente a la misma desde las 8.00 horas de la mañana tras pasar dos cordones de seguridad.

Así lo recoge el Plan de Movilidad y Seguridad Vial para la visita del Papa elaborado de manera conjunta por el Gobierno de España, la Xunta de Galicia, el Ayuntamiento de Santiago y el Arzobispado, así como por responsables de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En concreto, el Plan pone de manifiesto que las personas que deseen asistir a esta eucaristía –que se celebrará a las 16.30 horas del día 6– podrán acceder al Obradoiro desde las 8.00 horas de esa misma mañana.

Para llegar a este punto, los fieles deberán pasar un total de dos cordones de seguridad con una separación entre ellos, a modo de dos cinturones en los que se pasará control de su documentación y de los objetos que porten. En ningún caso se permitirá el acceso con mochilas ni vidrios.

Aunque por motivos de seguridad no se permitirá la pernoctación en la plaza, los fieles interesados accederán durante el mismo día 6 al Obradoiro hasta llenar las 6.000 plazas –todas sentadas– con las que cuenta el recinto.

CORTE DE CARRETERAS

Con motivo de la visita del Papa, la Guardia Civil restringirá el tráfico de la carretera N-634 entre Lavacolla y Santiago –antigua carretera del aeropuerto– a partir de las 9.00 horas del día 6, cuando sólo podrán circular residentes. A partir de las 10.00 horas el tráfico quedará totalmente cortado y los usuarios del aeropuerto sólo podrán acceder por la autovía A-54.

El acceso de vehículos particulares a la ciudad, si bien se manejará con normalidad, se restringirá cuando se cubran los aparcamientos habilitados en el sur de la ciudad –Campus Sur, Santa Marta y A Choupana–, así como los del norte –Polígono do Tambre y Costa Vella–.

Las personas que lleguen a la ciudad en autobuses de servicio discreccional emplearán la salida 67 de la AP-9, desde donde serán ubicados, en orden de llegada, en los aparcamientos de San Lázaro –450 autobuses–, Monte do Gozo –250 autobuses–, Mercado de Amio –500 autobuses– y antigua carretera de Lugo –60 autobuses–, así como otras zonas de menor capacidad si fuese necesario. En total, la ciudad podrá abarcar 2.080 autobuses.

Las personas que viajen en los autobuses aparcados en San Lázaro y Monte do Gozo descenderán a pié hasta el último tramo del recorrido del Papa desde Lavacolla y tomarán los buses en el lugar donde fueron estacionados. Las personas que viajen en los autocares estacionados en el mercado de Amio y la antigua carretera de Lugo serán distribuidos por la carretera desde el aeropuerto hasta San Marcos por los propios autobuses, que recogerán a sus pasajeros en el mismo lugar.

SERVICIO REGULAR

El Ayuntamiento de Santiago facilitará un sistema de autobuses lanzadera que funcionará de forma ininterrumpida desde las 7.00 horas, con especial atención a las zonas de aparcamiento de los vehículos particulares.

Además, se reforzará la línea 7 –de Valle Inclán a Aríns pasando por Virxe da Cerca y Monte do Gozo– con frecuencias de 20 minutos desde las 7.00 horas y las 22.00 horas.

Por último, Renfe ofrecerá casi 13.000 plazas en los trenes de Media Distancia, lo que representa aumentar un 65 por ciento sus plazas habituales un sábado. En concreto, se ha programado un tren especial en cada sentido entre Ourense y Santiago, que saldrá de Ourense a las 9.00 horas y parará en O Carballiño y Lalín, con capacidad para 536 personas. Desde Santiago partirá de vuelta a las 20.45 horas, con las mismas paradas.

Asimismo, en el Eje Atlántico, Renfe tiene previsto duplicar la capacidad de 19 trenes de Media Distancia a lo largo del sábado 6, todos ellos con origen o destino A Coruña y Vigo. A lo largo de este día, Renfe reforzará también su personal para atender las necesidades de los clientes, aunque los canales de venta de billetes serán los habituales.

PANTALLAS

Las personas que esa jornada se encuentren en Santiago podrán visualizar los actos del papa a través de nueve pantallas gigantes distribuidas en distintos puntos de la ciudad.

Así, habrá dos pantallas en la propia Plaza do Obradoiro, una en San Martiño Pinario, otra en la Plaza de Cervantes, otra en la Plaza do Toural, otra en el Paseo da Ferradura, otra en la Plaza da Quintana, otra en el Colegio La Salle y otra en la Plaza Roja.

El dispositivo se cerrarán con cinco puestos de campaña de protección civil distribuidos estratégicamente a lo largo de todo el recorrido del Papa desde la noche del 5 de noviembre y puestos en todos los lugares de concentración de masas el día 6.

Asimismo, se pondrá en marcha un hospital de campaña en Xoan XXIII y se habilitarán nueve ambulancias por toda la ciudad. También se reforzarán los servicios telefónicos tanto de 061 como de 112.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído