Exteriores vuelve a aliarse con Marruecos en el conflicto del Sáhara

Trinidad Jiménez ningunea a los activistas pro saharauis

La ex ministra de Sanidad proseguirá con la diplomacia de cartón de Moratinos

Trinidad Jiménez ningunea a los activistas pro saharauis
Trinidad Jiménez. EFE

¿Dónde está la nueva ministra de Exteriores? La señora Trinidad Jiménez aún no ha dicho ni media sobre el problema de los 15 activistas españoles, ocho de ellos canarios, que se fueron retenidos en el puerto de El Aaiún. Una vez más, todo intento de apoyo al pueblo saharaui acaba de la misma manera, con represiones burocráticas de la policía marroquí que, al margen de los activistas, también tuvo retenidos a los pasajeros del barco y que cuentan con pasaporte comunitario. De hecho, todas esas personas que pretendían solidarizarse con la causa saharaui han tenido que regresar a las Islas.

Marruecos intenta tapar por todos los medios posibles que se sepa a nivel internacional las atrocidades cometidas con el pueblo marroquí, máxime tras el asesinato de un niño de 14 años hace una semana. Cualquier aproximación al llamado Campamento de la Justicia y de la Dignidad es bloqueado con firmeza por los gendarmes, aunque está contando con la inestimable colaboración del Ministerio de Exteriores, incapaz de molestar o de llamar al orden al ‘amigo’ Mohamed VI.

Es más, el antecesor de Jiménez, Miguel Ángel Moratinos, siempre mantuvo una dualidad en torno a la cuestión del Sáhara. Por un lado, decía defender la independencia de este pueblo, pero luego se aferraba a la legalidad internacional para no mojarse en el asunto. Es más, la nueva ministra parece sólo tener ojos para Iberoamerica y le preocupa mucho más la relación de España con Cuba y Venezuela, amén de disponer de una mejor sede para su ministerio, que de los problemas que acontecen casi enfrente de nuestro país, en el Sáhara.

La única reacción política ha sido la de Coalición Canaria. La diputada regional Flora Marrero considera “intolerable” que la policía marroquí no deje entrar a activistas canarios en el Aaiún “porque no puede garantizar su seguridad”. Entiende la parlamentaria esta es una “maniobra” más del Gobierno marroquí para impedir que ciudadanos canarios “se manifiesten con total libertad”.

Del mismo modo, se muestra preocupada porque, según las últimas informaciones que tiene, los periodistas canarios que llevan días desplazados a la zona han sido retenidos por la misma causa, “una muestra más de que lo que está intentando hacer el Gobierno de Marruecos es secuestrar la realidad y evitar cualquier tipo de información veraz sobre lo que está pasando”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído