Se confirman las sospechas sobre la censura socialista de Telemadrid en Guadalajara

Un Barreda abatido fulmina las televisiones que no le favorecen

A pesar de las denuncias de particulares y del Ayuntamiento, Industria no ha hecho nada tras la inspección realizada

Un Barreda abatido fulmina las televisiones que no le favorecen
José María Barreda y la torre de emisión de TV

La inversión de los equipos emisores ilegales empleados para la interferencia de la señal suponen un coste de más de 35.000 euros

La señal de TDT de Telemadrid en la ciudad de Guadalajara desaparece de una forma misteriosa desde hace unos días, pero no era la primera vez que esto pasaba. Ahora se ha descubierto el pastel. Los intereses del presidente Barreda han hecho que se pongan en los repetidores de televisión todas las técnicas ilegitimas que existen, rompiendo con toda la ética y seriedad que teóricamente debe regir el derecho democrático a la pluralidad informativa.

Desde Periodista Digital ya habíamos informado de la posibilidad de que se estuviera emitiendo ilegítimamente la señal de la televisión pública de Barreda en el canal 63, asignado exclusivamente para Telemadrid. Finalmente, se ha demostrado que el presidente manchego y su aliado en Castilla-La Mancha Televisión, García Candau, están delinquiendo todo lo posibles para que en los televisores no se vea ningún canal que no sea el «oficial» de la región. Gracias al Grupo DX (grupo de aficionados a las ondas), se ha sabido que, efectivamente, se está manipulando la emisión del canal 63, que está asignado exclusivamente a Telemadrid. Vea el video donde se muestra la torre en la que se ha interceptado el control de la señal de de la televisión madrileña.

La emisión de Telemadrid, que tiene ámbito regional, debe procurar por ley que se vea en toda la población de la comunidad vecina. Los pueblos madrileños que limitan con Guadalajara, tienen el derecho a ver su canal regional (CMT). Y el mismo derecho les ampara a todos los castellano-manchegos que viven cerca de Madrid, que deberían poder ver el canal público de la comunidad madrileña. Esto produce un desbordamiento de la señal de la TDT de una comunidad a otra, tanto de Telemadrid como de CMT.

Siempre se ha intentado limitar técnicamente este desbordamiento en la medida de lo posible. Una solución muy discutida que se tomó por parte de Telecomunicaciones, no hace mucho tiempo, fue anular la señal de Telemadrid de la Bola del Mundo en Navacerrada, señal que, por otra parte, podía sintonizarse sin ninguna dificultad en la comunidad de Madrid y en muchas zonas de las comunidades vecinas; en Castilla-La Mancha era común poder sintonizar la señal madrileña en zonas muy alejadas a dicha región, algo que ahora es totalmente imposible.

Históricamente la señal madrileña se podía sintonizar por el canal 63 de Torre España, señal que cubría sin dificultad el 80% de la ciudad de Guadalajara y pueblos limítrofes de la Campiña y Alcarria Pero en el afán de poner puertas al campo (en este caso a la TDT) y anular la señal residual que llegaba a Guadalajara, alguien debió pensar en aplicar prácticas de «guerra sucia», utilizar postes emisores amigos para interferir las señales enemigas, una practica que ya se puso en marcha en en la capital alcarreña hace unos años (allá por las anteriores elecciones, cuando misteriosamente, la señal se interfería con unas «carta de ajuste ó barras»). Fue antes de la TDT. En la actualidad es más fácil neutralizar una señal digital, ya que ésta, o se ve bien o no se ve. Desde luego lo han conseguido una vez más, casualidad o no a falta de unos meses de las elecciones.

Como prueba de esta guerra sucia, el Grupo DX, que se dedican a intentar sintonizar señales de radio y TV lejanas, hicieron un estudio de la pérdida radical de señal de Telemadrid en Guadalajara. Con sus antenas, cables y analizadores de campo se pusieron manos a la obra, para localizar la «mano negra» de la TDT en la ciudad; y la encontraron. Después de hacer «varias triangulaciones, medidas y trazar sobre la cartografía de la provincia los datos obtenidos» estos datos les llevaron a un poste emisor de telecomunicaciones en el termino municipal de Cabanillas del Campo, en Guadalajara.

Efectivamente en ese poste de comunicaciones salía una señal en el mismo canal 63 siendo incompatible la recepción de Telemadrid con esta señal en el aire en la misma frecuencia. Además de esta señal ilegal, aparecen otras legales en otro grupo de paneles; se pone en el aire la señal de Castilla la Mancha Televisión y el operador autorizado y exclusivo para toda la región es Telecom Castilla la Mancha. Por lo tanto, no es difícil hacer conjeturas del posible responsable de poner esa «señal enemiga» en el aire con el ánimo de eliminar Telemadrid de Guadalajara.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído