Willy García beneficia a su amigo y productor Santi Falcón con 6 millones en adjudicaciones en 2010

Amistades peligrosas y millonarias en la Televisión Canaria

El sector audiovisual de las Islas se encuentra al borde de la crisis por el ninguneo del ente público RTVC

Canarias es la comunidad española más castigada por la crisis económica. El sector audiovisual de las islas, que en los último años se ha estructurado modestamente, está actualmente al borde de la quiebra por culpa del peor gestor que ha podido tener la Televisión Canaria desde su creación: Willy García.

La Televisión Canaria destina la mayor parte de sus recursos de producción a una empresa foránea, llamada DobleDiez Comunicación, propiedad del Presidente del Atlético de Madrid,  Enrique Cerezo, y de un Fondo de Inversión inglés. Sólo en el año 2010, DobleDiez Canarias cuenta con una facturación de dinero público procedente de la TV Canaria próxima a seis millones de euros.

La extraña coincidencia, es que DobleDiez está dirigida por Santi Facón, el mejor amigo de Willy García, y también representante del popular humorista Manolo Vieira. Santi Falcón, presume públicamente de que Willy es como un auténtico hermano. Willy García, cuando habla públicamente de Santiago Falcón se emociona y deja que sus sentimientos afloren.

El actual director general de RTVC, en un acto celebrado en Santa Cruz de Tenerife, agradeció el apoyo que siempre le han prestado sus padres, su esposa y sus hijos, – pero atención- incluye en el apartado de agradecimientos a Santi Facón, con lágrimas incluidas del ex DJ’ de la cadena SER.

Se da la circunstancia de que mientras formaba parte de la plantilla de Radio Club (SER) narrando los partidos del C.D. Tenerife y presentando los 40 Principales, Willy García compatibilizó esta actividad con su trabajo para a productora DobleDiez dirigida también entonces por su ‘amigo del alma’ Santi Falcón. Durante casi tres años presentó diversos programas sensacionalistas.

Casualmente, en los tres años de gestión al frente de la Televisión Canaria, Willy García ha adjudicado a dedo a la empresa que le empleaba y que regenta su admirado Santi Falcón, una escandalosa cantidad que supera ampliamente los once millones de euros.

La Comisión Parlamentaria de Control de RTVC lleva tres años pidiéndole las cuentas detalladas a Guillermo García (como ahora le gusta que le llamen). Por supuesto, esta petición lleva otros tres años siendo ignorada con continuos desplantes al Parlamento de Canarias.

Acepa y el Cluster audiovisual de las islas llevan años denunciando que Canarias es actualmente el único territorio que vive de espaldas al sector audiovisual, con una Televisión Pública (TVC) que realiza contratos arbitrarios, carentes de normas y garantías que han amparado y fomentado la creación de empresas que, pese a carecer de trabajadores y de medios tecnológicos, han logrado contratos millonarios con fondos públicos.

RTVC está hundiendo a las productoras locales, al tiempo que, lamentablemente, se ha optado por un modelo de producción absolutamente contrario a la realidad canaria que difiere profundamente de los principios básicos para los que fue creada como motor de cohesión de un territorio fragmentado y acercamiento de los principales acontecimientos a todos los canarios.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído