Tres nuevas actuaciones judiciales para conocer la verdad sobre la extinguida Caja de Ahorros

Barreda siente cómo le acecha el cerco judicial por su actuación en CCM

Mientras el socialista y su gobierno siguen sin explicar qué ha sucedido, ni asumir responsabilidades

Barreda siente cómo le acecha el cerco judicial por su actuación en CCM
José Mª Barreda y Juan Pedro Hernández Moltó en Asamblea de CCM

En las tres actuaciones judiciales hay un denominador común: la implicación de José Mª Barreda de manera directa o indirecta. Por acción o por la negativa a cumplir con sus responsabilidades y competencias legales sobre la extinta CCM

El aristócrata presidente manchego se lleva tres desagradables sorpresas en el mismo día: un recurso contencioso-administrativo contra la vicepresidenta de su gobierno, Mª Luisa Araujo, una querella por posible delito societario y de falsedad en documento público, contra los tres administradores nombrados por el Banco de España, y un recurso contencioso-administrativo contra la inscripción en el Registro de Fundaciones de Castilla-La Mancha de la Fundación CCM.

En las tres actuaciones judiciales hay un denominador común: la implicación de José Mª Barreda de manera directa o indirecta. Por acción o por la negativa a cumplir con sus responsabilidades y competencias legales sobre la extinta Caja Castilla La Mancha (CCM).

El manchego con domicilio en Madrid comprueba que su vergonzosa negativa a crear una comisión de investigación para que los ciudadanos conozcan las causas que provocaron que desapareciera del mapa CCM y se perdieran miles de millones de euros, le puede traer muy malas consecuencias.

La oposición de Barreda a investigar sobre lo sucedido en CCM lleva a muchos a ciudadanos a pensar, legítimamente, que algo muy grave tiene que ocultar, pues todo lo que ha dicho el presidente residente en Madrid es que no quiere bajo ningún concepto una Comisión de Investigación, incumpliendo su propia palabra.

En determinados círculos financieros se habla de que tanto Barreda como sus amigos -así se definen ellos mismos- han intervenido decisivamente en la política de concesión de créditos que ha determinado la liquidación de CCM.

Ha supuesto la pérdida de 7.100 millones de euros, más la desaparición de su patrimonio, cifrada en unos 1.200 millones de euros. En definitiva 8.300 millones de euros, o lo que es igual, más de 1.400.000 millones de pesetas.

Esta cifra equivale, prácticamente, al presupuesto anual de toda la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Detalle de las tres actuaciones judiciales contra la actuación del PSOE en CCM

Ha sido el parlamentario nacional del PP -diputado por Toledo- Arturo García Tizón, quien ha detallado que su partido, a través de algunos consejeros generales de CCM nombrados a su iniciativa, ha presentado una querella en el Juzgado de Instrucción Decano de Toledo por los posibles delitos societario y de falsedad en documento público (recogidos en los artículos 293 y 390, respectivamente, del Código Penal) contra los tres administradores nombrados por el Banco de España, Raúl Hernández Pardo, Carlos Miguel Hervás Arnáez y Jorge Pérez-Cerdá Silvestre.

Igualmente, ha informado de que se ha presentado un recurso contencioso-administrativo, ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, contra la resolución de la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araujo, de fecha de 14 de septiembre de 2010, conocida parcialmente a través de la escritura de constitución de la Fundación CCM y sus posteriores actuaciones.

«Entendemos que dicha actuación es nula de pleno derecho porque va en contra de lo dispuesto en el artículo 9 bis de la Ley de Cajas de Castilla-La Mancha y disposición adicional de la Ley 3/2010, de 13 de mayo, de modificación de la Ley anterior».

La tercera iniciativa del día -detallada García-Tizón- «con el conocimiento parcial e incompleto que tenemos», lo constituye otro recurso contencioso-administrativo, ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Toledo, contra la inscripción en el Registro de Fundaciones de Castilla-La Mancha de la Fundación CCM por idéntico motivo de vulnerar lo dispuesto en la legislación regional sobre cajas de ahorro.

«Tanto en el caso de la resolución de la consejera como en la inscripción en el Registro de Fundaciones, ambos actos administrativos, ni se han notificado individualmente a los consejeros generales de CCM, que eran los interesados legítimos en la constitución de la fundación, ni se han publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha; en el primer caso el único conocimiento que hemos tenido ha sido a través de la escritura de constitución de la Fundación CCM y, en el segundo, por un certificado que hemos logrado obtener días atrás», añadió.

Finalmente, García-Tizón advirtió que «ninguna entidad financiera que no sea una caja de ahorros puede actuar en el ámbito financiero con el nombre de tal; y el Banco Libertas, banco privado, no puede seguir utilizando el nombre ni el logotipo de Caja Castilla La Mancha, porque ello es contrario a la normativa de cajas y supone un engaño generalizado».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído